La Gonorrea, Una Enfermedad Invisible Para Las Mujeres

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Neisseria gonorrhoeae.

g

Estas bacterias pueden infectar el tracto genital, la boca y el recto. En las mujeres, el primer lugar de infección es el cervix. Sin embargo, la enfermedad se puede diseminar al útero y las trompas de Falopio produciendo enfermedad inflamatoria pélvica. (EIP). Esta enfermedad afecta tanto a hombres como a mujeres, pero en el cado concreto de las mujeres no muestran síntomas, con lo que es difícil que una persona se de cuenta y la trasmita a la persona con quién mantenga relaciones sexuales (si no se usa preservativo). Afecta a más de 1 millón de mujeres en este país cada año, pudiendo causar esterilidad hasta en un 10 por ciento de las mujeres infectadas y embarazos ectópicos.

Según la Asociación Española de Dermatología y Venereología, la pérdida de miedo ante el sida está haciendo que la gente se desproteja, por lo que aumenta el número de ETS en general y no solo de la gonorrea. En el caso de España, ese aumento es muy significativo.

En nuestro país, de los 91 casos que trataron en 2004 se ha pasado a los 369 durante el año pasado, es decir que se ha multiplicado por cuatro.

Cabe recordar que la gonorrea se diagnostica por sus síntomas: secreciones, dolor al orinar y en las gónadas o el bajo abdomen. A veces aparece sin síntomas, por lo que es más difícil de diagnosticar. Entre sus consecuencias más feroces están la infertilidad y la creación de otras infecciones como conjuntivitis o uretritis.

¿Cómo se transmite la gonorrea?

Las personas contraen gonorrea al tener relaciones sexuales con alguien que tenga esta enfermedad. “Relaciones sexuales” quiere decir relaciones sexuales anales, orales o vaginales. La gonorrea puede ser transmitida a través de los fluidos corporales así el hombre no eyacule. La gonorrea también puede transmitirse de una madre que no haya recibido tratamiento a su bebé durante el parto. Las personas que han tenido gonorrea y han sido tratadas pueden infectarse de nuevo si tienen contacto sexual con una persona que tiene la enfermedad

Síntomas

Es posible que algunos hombres con gonorrea no presenten ningún síntoma. No obstante, uno de los síntomas comunes en los hombres es la sensación de ardor al orinar o una secreción blanca, amarillenta o verdosa del pene que, por lo general, aparece entre 1 y 14 días después de contraer la infección. Algunas veces a los hombres con gonorrea les duelen los testículos o se les inflaman.

La mayoría de las mujeres con gonorrea no tienen síntomas. Incluso cuando tienen síntomas, por lo general son muy leves y se pueden confundir con los síntomas de una infección vaginal o de la vejiga. Entre los primeros síntomas en las mujeres se encuentran una sensación de dolor o ardor al orinar, aumento del flujo vaginal o hemorragia vaginal entre períodos. Las mujeres con gonorrea corren el riesgo de tener graves complicaciones por la infección, aun cuando no presenten síntomas o sean leves.

Los síntomas de infección rectal, tanto en hombres como en mujeres incluyen secreción, picazón anal, dolores, sangrado o dolor al defecar. También es probable que las infecciones rectales no estén acompañadas de síntomas. Las infecciones de la garganta puede que provoquen dolor de garganta, pero por lo general no presentan ningún síntoma.

¿Cómo se diagnostica la gonorrea?

Los médicos y otros profesionales de la salud generalmente usan tres técnicas de laboratorio para diagnosticar la gonorrea: tinción de muestras de biológicas directamente para la bacteria, la detección de genes o ácido nucleico (DNA) bacteriano en la orina, y crecimiento de la bacteria en un cultivo de laboratorio. Muchos médicos prefieren hacer más de una prueba para llegar a un diagnóstico más exacto.

Su Tratamiento

Es importante recibir el tratamiento para la gonorrea rápidamente. La infección sale raramente sin el tratamiento. Los que demoran aumento del tratamiento su riesgo de complicaciones y éste pueden llevar a problemas de salud más serios. También una persona infectada puede transmitir la infección a otras. La Gonorrea se trata con un de dósis simple de antibióticos.

Prevención

La medida más efectiva y drástica para prevenir la gonorrea, es la abstinencia sexual absoluta. Pero esto no siempre es posible, ya que es muy saludable disfrutar plenamente de la sexualidad. Otra forma es mantener relaciones sexuales con una sola pareja sexual (monogamia), de quien se sabe que su salud sexual es óptima, libre de todo tipo de enfermedades de transmisión sexual

Utilizar preservativo cuando se va a tener relaciones sexuales con una persona de la que se desconoce si pudiera tener alguna enfermedad, es clave para prevenir la gonorrea. Esta precaución hay que tenerla no sólo cuando hay penetración vaginal, sino también anal o sexo oral y colocarlo desde el principio

Fuente salud sexual y vida sana