Guía para ser multiorgásmica – Parte 1

Un artículo publicado por la revista Lifescript propone algunos pasos para llevar la vida sexual femenina al próximo nivel.

foto_0000000320121016133925Lo principal es no estresarse y tener claro que si bien el placer múltiple está al alcance de la mano, para algunas es más fácil que para otras.

El cuerpo femenino está diseñado para tener orgasmos una y otra vez. Así, al menos, lo sostiene Dorian Solot, educadora sexual y autora del libro “I Love Female Orgasm”. Pero en este valle de lágrimas del placer, a las mujeres les pasa lo mismo con los orgasmos que con los ingresos: algunas tienen muchos y muy fácilmente, mientras otras deben esforzarse en extremo para conseguir tan solo un poquito.

La buena noticia es que no hay que esperar ni a una revolución ni a que el Congreso se ponga de acuerdo para que el asunto cambie. Siguiendo con la alegoría político-económica, el orgasmo femenino se relaciona mucho con la autogestión y el emprendimiento, tal como lo plantea un artículo de la revista Lifescript que recoge los postulados del libro de Solot.
“Los cuerpos de algunas mujeres tienen orgasmos múltiples de manera más fácil que otros. Mientras algunas han surfeado por olas de placer desde la primera vez, otras necesitan consejos extra para aprender cómo hacerlo. Lo que para algunos surge fácilmente, para otras es una lucha”, dice Dorian Solot en su libro antes de advertir que lo primero para conseguir el placer es no sentirse obligada ni estresarse en el intento.

MASTURBACIÓN: UN BUEN COMIENZO
Mientras algunas mujeres pueden obtener orgasmos intuitivamente, la mayoría necesitan autoexploración y conocimiento de sus cuerpos. En este sentido, explica Solot, la masturbación es el punto de partida de este alegre viaje al placer.

“Aprender a través de la masturbación puede ser empoderador. Una vez que se ha logrado el orgasmo a través de este método, te vuelves confiada de que tu cuerpo puede hacer esto y esa confianza te ayuda a querer intentarlo con un compañero”, dice la educadora sexual en su libro.
En resumen, la masturbación ofrece tres beneficios:

  • Aprendes sobre lo que necesitas para alcanzar el orgasmo.
  • El cuerpo entra “en onda” con esto de tener orgasmos regularmente.
  • Permite descubrir el “límite del orgasmo” (que nosotros llamamos Factor “a punto”): aquel glorioso momento en el que se está “a punto” de alcanzar al orgasmo, pero sin llegar al clímax. Muchas no lo notan porque están excitadas por lo que se viene. Pero hay que prestarle atención, pues este factor es la clave para ser multiorgásmica.

PERMANECER EN EL LÍMITE

A considerar: En todo este proceso puede resultar importante la ayuda de un vibrador o un dildo.
Para reconocer el límite del orgasmo hay que prestar atención al nivel de excitación desde el comienzo hasta el final. Hay que situar los diferentes momentos en una escala de 1-10 tomando el orgasmo como 10.
Sin preocuparse de que muchas veces se alcanza el 10 las primeras veces, la idea es que cuando se esté alcanzando el nivel 7 u 8 se debe saber regresar a los estados 4-5. Esto se logra respirando profundamente o cambiando la estimulación.

Es importante no dejar que la excitación disminuya mucho: para ello hay que saber moverse en un punto medio durante algunos minutos. Cuando ya se ha logrado esto algunas veces, logrará descubrir unas ondas pre-orgásmicas, que la mayoría de las mujeres experimentan, pese a que no la notan en el sexo con un compañero.

Fuente lanacion.cl