septiembre 29

Tags

Los errores más comunes en el sexo oral

“A pesar de que el sexo oral es una de las maneras de llegar al orgasmo que más gusta, hay algunas cosas que no agrada de él, pero por miedo o pena cerramos la boca”, señala el sitio SDP para introducir una serie de reflexiones sobre el sexo oral y sus errores más comunes.

Las quejas más usuales, expone, son el mal olor y la falta de higiene de los que reciben el sexo oral. Más que esperar hasta que nuestra pareja sexual nos diga que olemos mal, es mejor lavarse bien todos los días, todo el cuerpo y poner especial empeño en dejar reluciente nuestra zona íntima o sexual, es decir el pene y vagina (respectivamente). Se trata de sentido común y de un acto de compasión por quien lo hace

En el caso específico de los varones, odian que las chicas o chicos, se pasen de listos encajando sus dientes en sus miembros viriles y que además sólo sepan un movimiento oral. Por favor sean cuidadosos con el pene de los caballeros. También recomendamos mayor creatividad, no sólo lo traguen como si fuera una salchicha, pasen su lengua por los lados, jueguen y den lengüetazos.

Por otro lado, aquellos que dan sexo oral a los hombres (chicas y chicos), piden que por favor comprendan que existe un límite, no se puede meter todo el pene de un jalón, pueden provocar un incidente bastante desagradable, como el vómito.

En el caso de las mujeres, se quejan de que los hombres piensan que el clítoris es un interruptor que hay que tocar como timbre descompuesto para hacerlas gemir de placer, pero no; lo mejor es, además de mover hábilmente la lengua en la zona erógena de la mujer, combinarlo con la masturbación y caricias en los pechos, poniendo especial atención en los pezones, pero sean delicados.

Ahora bien, hablemos del sexo oral anal, mejor conocido como “beso negro”. Por favor limpien bien esta cavidad, lávenla con especial énfasis cada que se bañan y asegúrense de que nunca exista residuo alguno de materia fecal. Como consejo, tengan siempre a la mano un paquetito de toallas húmedas y cuando sea el momento, den una sesión de limpieza adicional.

Fuente 20minutos.es