Un estudio vincula los SMS eróticos con relaciones de riesgo entre adolescentes

Uno de cada siete estudiantes de secundaria de Los Ángeles con un ‘smartphone’ ha enviado un mensaje o una foto con contenido sexualmente explícito. Además, tiene más probabilidades de tener problemas relacionados, según revela un nuevo estudio

sexting

   La investigación está basada en una encuesta realizada en el 2011 y publicada en la revista Pediatrics. Los resultados afirman que los adolescentes de Los Ángeles que habían enviado mensajes subidos de tono tenían siete veces más posibilidades de ser sexualmente activos que aquellos que dijeron que nunca habían mandado mensajes eróticos.

   Lo que de verdad queríamos saber es ¿existe un vínculo entre el ‘sexting’ (envío de SMS con contenido sexual) y asumir riesgos con tu cuerpo? Según el director del estudio e investigador en redes sociales de la Universidad de Southern California en Los Ángeles, Eric Rice, la respuesta es afirmativa.

   Una investigación con estudiantes de Houston, en Texas, a principios de este verano , halló que uno de cada cuatro adolescentes había enviado una fotografía de sí mismo desnudo en mensajes de texto o correos electrónicos. Además, concluía que esos jóvenes eran más propensos a mantener relaciones con riesgos para la salud.

   Los hallazgos de Rice están basados en una encuesta realizada a 1.839 estudiantes de Los Ángeles, muchos de los cuales eran latinos. Tres cuartas partes de ellos tenían un ‘smartphone’ que usaban regularmente.

EL COMPORTAMIENTO A TRAVÉS DEL ‘SMARTPHONE’

   En una encuesta patrocinada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), algo más del 40 por ciento de los adolescentes con un ‘smartphone’ dijo que tenía relaciones sexuales, pero sólo dos tercios afirmaron que usaron preservativos.

   Rice dijo que la tasa de mensajes con contenido sexual en Houston podría haber sido ligeramente más alta que en Los Ángeles debido a las diferencias demográficas, pero agregó que en general los dos informes son consistentes.

   «En algún sitio en el medio hay probablemente una estimación bastante buena de lo que está pasando a nivel nacional», declaró el psicólogo e investigador sobre salud de la mujer de la Universidad de Texas, Jeff Temple.

   Su investigación halló que en particular las chicas que habían enviado fotos desnudas eran más propensas a tener comportamientos de riesgo y a consumir alcohol y drogas antes de las relaciones.

   «El envío de mensajes de contenido erótico parece ser un reflejo o un indicio de un comportamiento sexual real», dijo Temple a Reuters Health. «Lo que hacen en sus vidas al estar desconectados es lo que hacen en sus vidas cuando están conectados», agregó.

   Además, existe también la preocupación de que esas fotos terminen en Internet y de que se acose a los adolescentes, o de que los estudiantes que reciben mensajes de texto sexualmente explícitos pudieran ser acusados de pornografía infantil.

   Rice señaló que la cobertura de los medios sobre estas controversias podría ser una buena forma para que los padres o los profesores hablen con los adolescentes.

Fuente europapress.es