Ni sexo, ni dinero, ni curvas pronunciadas: qué buscan los argentinos al elegir pareja

Que sea excelente en la cama, que tenga lindos ojos, que su cuerpo acapare todas las miradas o que tenga una buena posición económica parece no importarnos a los argentinos a la hora de elegir una pareja estable, según un estudio realizado por la Universidad Argentina de la Empresa (UADE)

Pareja-Foto-Thinkstockphotos_MUJIMA20131003_0023_32

El análisis reveló que, a la hora de elegir una pareja estable, lo más importante es poder “compartir intereses y valores” y “que sea buen/a compañero/a”.

El 44% de los consultados considera que el hecho de compartir intereses y valores es el atributo más importante a la hora de elegir una pareja. En segundo lugar, se encuentra el hecho de que sea buen/a compañero/a (33%), mientras que ser compatibles en la intimidad son atributos que no se consideran centrales.

“El estudio fue realizado por profesores investigadores de UADE en el marco de un proyecto de mayor envergadura en el cual también participaron algunos estudiantes colaborando en diversas tareas”, dijo a EFE Cecilia Murata, una de las docentes a cargo de la investigación.

“Encontramos que para las mujeres la buena posición económica y la compatibilidad en la intimidad son atributos importantes, a diferencia de los hombres, que destacan las características físicas. El papel del estatus, el prestigio y el poder son factores de atractivo sexual para las mujeres”, explicó Murata.

Sin embargo, la investigadora señaló que los intereses y valores compartidos constituyen un pilar fundamental en el sostén de una pareja estable para la mayoría de los encuestados.

Los mejores lugares para encontrar pareja

El informe también detalla cuáles son los lugares donde los argentinos creen que hay mayores oportunidades de tener relaciones casuales o formar una pareja estable: un 39% considera que las reuniones sociales son el mejor lugar para buscar una pareja estable y sólo el 1% cree que Internet es el lugar indicado.

La encuesta, que se realizó telefónicamente a 1.200 personas mayores de 18 años que viven en Buenos Aires, también demostró que los ámbitos académicos son buenos lugares para conocer gente y comenzar una relación.

“La universidad, entre otros lugares de estudio, constituye no sólo una oportunidad de formación profesional sino un espacio de vinculaciones sociales”, explicó Murata. Además, la docente señaló que las universidades nutren no sólo relaciones de pareja sino también lazos de amistad que trascienden el mero compañerismo, y que existen numerosos ejemplos que señalan la importancia de los vínculos sociales y afectivos construidos en el contexto de la universidad. “Los vínculos amorosos no escapan a este tipo de relaciones, sean parejas estables o de escaso compromiso”, agregó.

¿Y para vínculos sin compromiso?

Para la realización del estudio también se consultó sobre los lugares indicados para entablar vínculos sexuales sin compromisos, y uno de cada dos encuestados admitió “no saber dónde encontrar gente dispuesta a tener sexo casual”. Un 23% sostuvo que el mejor espacio son los bares y sólo el 6% cree que Internet es el mejor lugar. “Toco y me voy”: ¿de verdad nos lo bancamos?

Con el jefe: ¿sí o no?

Otro tópico que abordó la investigación fue la posibilidad de entablar un vínculo amoroso o sexual con un jefe o superior. Un 50% aseguró que no tendría una relación amorosa con un superior, el 18%, que sólo lo haría en caso de enamorarse, un 10% si ello suponía mantener un vínculo netamente sexual y sólo un 1% afirmó que lo haría para ascender de puesto. Erotismo en el trabajo, ¿infidelidad o histeriqueo?

Amigos con derecho a roce

Por último, uno de cada dos encuestados afirmó que el sexo entre amigos daña la relación de amistad, pero los hombres tienden a considerar en mayor medida que las mujeres que es posible que exista sexo en una relación de amistad sin que por ello se vea afectada.

Fuente entremujeres.com