Juegos sexuales

Es común observar que las parejas llegan a un punto de acomodamiento y de rutina, perdiendo así el deseo sexual. Entregarse a los juegos significa recuperar esa chispa para mantener la emoción y aumentar el placer

juegos

Antes de incorporar cualquier juego sexual en la relación, es aconsejable que ambos tengan claras ciertas reglas y las respeten. De esta forma se fomentará el respeto y la confianza. Además se sentirán a gusto el uno con el otro, resalta Linda Sonntag en su libro Juegos sexuales. Entre estas podemos mencionarte:

  • Se vale decir “no quiero”, “no me gusta”.
  • Si al principio aceptaste pero durante el juego te arrepientes, puedes decir que ya no quieres continuar.
  • Evita a toda costa dañar tanto física como verbalmente a tu pareja.
  • El respeto es mutuo.

Incorpóralos en tu relación

1. ¡Yo deseo! Inicia conociendo tus límites y los de tu pareja, ya que esto les ayudará a estar en sintonía. Además, para sentirse más cómodos durante el juego, sabrán lo que está permitido hacer y lo que no.

Materiales: 1 bolsa de plástico, 10 cuadros de papel y 2 lapiceros.

¿Cómo se juega?

  • Cada uno obtiene cinco cuadros de papel y un lapicero.
  • Siéntense en una esquina diferente de la cama.
  • En los papeles, cada quien escribe lo que le gustaría realizar sexualmente con su pareja. Por ejemplo: “Quiero tener sexo oral”, “Me gustaría experimentar otra posición”.
  • Luego coloquen los papeles dentro de la bolsa de plástico y revuélvanlos.
  • Cada uno saca un deseo y lo lee en voz alta. Ambos deciden si se puede cumplir esa fantasía o no.

2. Dados del amor: un par de dados podría cambiar la historia de una noche íntima. Este juego de dados eróticos despierta el deseo con tan solo pensar en las probabilidades que hay disponibles. Es divertido y excitante, por ello es una excelente herramienta como preámbulo sexual.

Materiales: 2 dados; los elaboras tú mismo, ya que llevan las siguientes especificaciones:

Dado 1: besar, chupar, tocar, morder, acariciar y masajear

Dado 2: labios, abdomen, glúteos, espalda/cuello, genitales y pecho

¿Cómo se juega?

  • El juego consta en lanzar los dados.
  • En un dado encontrarás la acción que deberás realizar, como besar, chupar o tocar; y en el otro, la parte del cuerpo donde aplicarás la acción, como labios, genitales y espalda.

3. Pintura corporal: en los juegos íntimos, las pinturas liberan las inhibiciones, preparando a la pareja para un encuentro excitante.

Materiales: pintura corporal (existe del tipo comestible), un pincel suave y música tranquila. En caso de no tener pintura, utiliza chocolate líquido, crema chantillí o Nutella.

¿Cómo se juega?

  • Haz una prueba en la piel para saber si hay una reacción alérgica con la pintura o la sustancia que usarán.
  • Aplícala con un pincel suave sobre tu pareja, siguiendo los contornos de su cuerpo, sobre todo en las partes sensibles como el rostro, los glúteos, los senos y la entrepierna.
  • Si la pintura es comestible, puedes quitársela con tus labios.
  • No cubras con pintura todo el cuerpo de tu pareja, ya que puedes bloquear las glándulas sudoríparas e impedirás que el cuerpo regule su temperatura.

Sorprende y mantén la ilusión

Una relación sexual sin sorpresas, misterio, preámbulo ni romanticismo no va por buen camino, ya que se pierde la sintonía y la emoción de estar con la pareja. Permítete cambiar y redescubrir tus gustos y los de tu compañero/a para revivir la pasión.

Toma en cuenta que el respeto y el compromiso son ingredientes muy importantes, ya que les darán estabilidad y confianza a ambos.

Fuente vialibrepl.com