Los Cinco Datos Básicos de la Disfunción Eréctil

Disfunción eréctil: hay pocas cosas de las que los hombres sean tan reacios a hablar como de tener problemas con la erección

disfunción erectil

Foto peatom.inf

Es algo que “les pasa a otros”. Hombres mayores o enfermos o débiles. ¿No? Bueno, lo cierto es que no es tan raro. Y no solo afecta al hombre: también puede hacer que su pareja se sienta frustrada e incapaz. Por tanto debes conocer los datos, aquí tienes los cinco básicos.

  1. ¿Qué es la disfunción eréctil?
    La disfunción eréctil (DE) es una disfunción sexual que la gente conoce como “impotencia”. Significa que un hombre no puede conseguir una erección o no es capaz de mantenerla durante la práctica sexual.La DE se puede dar en hombres de cualquier edad, a pesar de que la mayoría de los hombres que la sufren son mayores. En la actualidad, cada vez más hombres jóvenes se ven afectados. Los científicos están examinando las causas.

    A pesar de que mucha gente crea que sí, lo cierto es que la DE no es uno de los inconvenientes de hacerse mayor. Es verdad que los hombres mayores necesitan más estímulo para excitarse, pero ello no quiere decir que tengan una disfunción sexual.

  2. ¿Qué produce la disfunción eréctil?
    Hay muchos factores que pueden provocar la DE. Puede ser un efecto secundario de ciertos fármacos y medicamentos, o estar causada por problemas neurológicos, diabetes, una presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares o desajustes hormonales como el no tener suficiente testosterona.La DE también puede tener causas psicológicas, aunque no es muy frecuente. Si un hombre está muy estresado o presionado, puede tener DE. Los problemas de relación o una baja autoestima también pueden originar DE.

    Por lo tanto, lo mejor es acudir a un médico si estás teniendo dificultades con la erección para averiguar qué es lo que produce el problema.

  3. ¿Cuál es el tratamiento?
    La DE puede ser una señal de alarma que avisa de un problema de salud más serio. Por ello, si un hombre sufre DE es importante que acuda a un médico y averigüe cuál es la causa. Lo normal es que al tratar la causa desaparezca la DE.Si no es así, en muchos casos, el ejercicio físico puede ayudar a superar el problema. También fármacos como el citrato de sildenafilo (comercializado como Viagra) pueden ser una buena opción. Otros medicamentos que se pueden inyectar en el pene. Además, existen bombas de vacío para el pene y, como último recurso, la cirugía puede resolver el problema.

    A veces el utilizar un anillo para el pene puede ayudar al hombre a mantener la erección. También puede ser de ayuda el llevar una vida sana, dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol.

    Si las causas de la DE son psicológicas, los placebos funcionan muy bien y la psicoterapia es muy efectiva.

  4.  Lo que no sirve
    Hay muchas píldoras que se adquieren sin receta médica y que pueden comprarse en internet. Las mismas aseguran que pueden tratar la DE. No obstante, a menos que las prescriba un médico, no deberías pensar en tomarlas.La mayoría son suplementos que no necesitan aprobación para salir al mercado. Por ello pueden ser perjudiciales para tu salud. Por otro lado, los fabricantes de suplementos no están obligados a indicar los posibles efectos secundarios y riesgos de sus productos. Según la Agencia Americana de Alimentos y Medicamentos actualmente no existen tratamientos alternativos para la DE en el mercado.
  5. Mitos rotos
    La DE no es un síntoma de que ya no te atrae tu pareja. Tampoco es un efecto secundario de masturbarse demasiado o de ver porno en exceso. También es un mito que la medicación para la DE produce una erección constante durante varias horas hagas lo que hagas.Lo ideal es que solo tengas una erección cuando estás excitado. El tener una DE no tiene por qué significar el fin de una vida sexual placentera: ¡hay muchos tratamientos disponibles entre los que elegir!

Por Stephanie Haase
Photo: indianstockimages

Fuente hablemosdesexo.com