¿Influye el tamaño del pene en el placer de la mujer?

Está científicamente demostrado que en el momento en que se alcanza una talla mínima, 7 centímetros ¡en erección! (cuidado con equivocarnos en esto, tiene que ser en erección), el tamaño del pene ya no influye en el placer sexual de la mujer

banana

En primer lugar porque el clítoris, la zona erógena principal de la mujer, se encuentra fuera de la vagina. Y para estimular el clítoris lo mismo nos da pene grande que pene pequeño. Unas manos amorosas y unos labios pasionales pueden hacer verdaderos milagros. ¿O no?

Y en segundo lugar porque la vagina apenas tiene terminaciones nerviosas, y las que existen se localizan sobre todo en el Punto G, que se encuentra en el primer tercio exterior de la vagina, de 3 a 5 centímetros desde el orificio de la misma, por lo tanto con 7 centímetros de pene tenemos más que suficiente.

Todo esto desde un punto de vista puramente físico. Porque luego por supuesto está el plano subjetivo, es decir, lo que nos han enseñado culturalmente desde que hemos nacido. El pene grande como símbolo de masculinidad es lo que nos pone. De acuerdo, es verdad. Ese aprendizaje cultural está ahí. Aunque no para todas las mujeres (recordad que no hemos visto tanto porno como vosotros). Y os aseguramos que cuando disfrutamos con un hombre en la cama porque le gusta hacer mil cosas distintas y jugar sin parar, entonces el tamaño de su pene se nos olvida completamente.

De hecho muchos estudios demuestran que las mujeres consideran como mejores amantes a los hombres con penes más pequeños. Éstos, al sentirse más inseguros por el tamaño de su pene, dedican mucho más tiempo a juegos y todo tipo de estímulos, proporcionando por tanto mucho más placer a las mujeres que los hombres que sintiéndose tan seguros de su pene concentran la relación sexual sobre todo en la penetración (para estos hombres “mi pene es lo mejor” un mensaje: sólo un 20% de las mujeres llega al orgasmo por penetración vaginal, y esto nada tiene que ver con el tamaño de vuestro pene, por si queréis pensarlo).

Sin embargo la influencia del aprendizaje cultural que hemos tenido pesa tanto que a los hombres sí les importa el tamaño de su pene, y mucho. Un porcentaje altísimo de hombres consideran que su pene no es lo suficientemente grande. Y millones acuden a consulta queriendo aumentar este tamaño o se aplican verdaderos utensilios de tortura para estirarlo y estirarlo como si de un chicle se tratara. Y eso que el 95% se encuentra dentro del tamaño medio de pene, 13,5 cms en erección. Y si tenemos en cuenta además que el tamaño medio de la vagina es de 9 a 12 cms (porque sí señores, nosotras también tenemos tamaños de vagina distintos, curioso, ¿eh?), ¿para qué queremos nosotras penes tan grandes que no sabemos dónde meter o que hacer con ellos? Que al final pueden ser más fuente de sufrimiento que de placer, así que vamos a ser un poquito más lógicos todos y empezar a desterrar ciertos mitos que claramente nos están perjudicando. ¡Y que vivan los penes, sean grandes o pequeños!

Carolina Martín
Sexóloga y Terapeuta Sexual y de Pareja

Fuente femxy.com