El poder de la respiración tántrica

La respiración es vida y salud. Según el yoga, a través de la respiración además de inhalar oxígeno, absorbemos prana (energía vital)

pareja

Mediante la respiración también puedes transformar tu estado fisiológico y emocional durante el encuentro sexual. En este sentido, podemos lograr un estado de mayor o de menor excitación, si aprendemos a respirar de una cierta manera. Sigue leyendo para que disfrutes de todos los beneficios de la respiración tántrica.

Tipos de respiraciones tántricas

  • 1. Respiración lenta y prolongada. Al inhalar puedes echar hacia atrás tu cabeza, para que te distiendas y elimines las tensiones. Esta respiración te ayudará a estar más receptivo y conectado durante el encuentro sexual. Por otro lado, puedes realizar respiraciones lentas y prolongadas cuando suba mucho tu nivel de excitación y necesites bajarlo un poco (o bastante). Esta respiración es efectiva para bajar la excitación y controlar la eyaculación. También la puedes utilizar si te sientes con ansiedad o estrés y quieres conectarte más con el erotismo y el placer del encuentro sexual.
  • 2. Respiraciones rápidas y superficiales. Este tipo de respiración aumenta el nivel de excitación. La puedes usar si necesitas más “combustible” durante la relación sexual. También se utiliza para facilitar el orgasmo, en particular, el orgasmo femenino. Realiza la siguiente secuencia respiratoria si necesites darte un impulso adicional cuando estés a punto de alcanzar el orgasmo: haz 15 respiraciones rápidas y superficiales y luego una respiración abdominal profunda. Repite la secuencia si es necesario.
  • 3. Respiraciones largas, continuas y profundas. Estas respiraciones profundas deben provenir del abdomen. Las puedes utilizar para sostener las sensaciones orgásmicas, ya se trate de pequeñas o grandes olas de placer, o para expandir por todo el cuerpo la sensación de un inmenso estallido al momento del orgasmo. Este tipo de respiración es muy efectiva para hombres y mujeres. Requiere que al momento del orgasmo te conviertas también en un observador de tu propia experiencia de placer. Esta consciencia de ti mismo transformará la experiencia sexual en un estado de gozo y éxtasis.
  • 4. Respiración al unísono. La respiración al unísono consiste en respirar al mismo ritmo que tu pareja, es decir, inhalas cuando ella inhala, y exhalas al mismo tiempo también. Este tipo de respiración la puedes realizar cuando abrazas a tu pareja (sin unión sexual) y durante el acto sexual, en especial en aquellas posiciones sexuales donde ambos están sentados. Sirve para que ambos entren en una misma sintonía, lo que facilitará la comunicación y la conexión emocional y física entre ambos. Permite que la pareja vaya más allá de las necesidades individuales y genere una experiencia sexual compartida, donde lo que uno hace el reflejo de lo que el otro desea o necesita. También se nivelan los niveles de excitación sexual de ambos. Según el Tantra, hace posible la unión de los corazones, de las almas.
  • 5. Respiración alternada. Cuando uno inhala, el otro exhala y viceversa. Al igual que la respiración al unísono, se puede realizar con y sin unión sexual. También hace posible el intercambio energético y favorece la conexión y el entendimiento entre la pareja. Se puede lograr un profundo estado de unión sexual y espiritual a través de la respiración alternada.

 

Fuente about.com