¿Ayudan los ejercicios Kegel a mejorar tu sexualidad?

Los ejercicios Kegel ayudan a mejorar nuestras relaciones sexuales porque permiten recuperar la elasticidad de la vagina

kergelPor

Muchas son las cosas que se dicen acerca de cómo mejorar las relaciones sexuales en la pareja. Y en muchas de ellas se esconden grandes realidades, y en otras tan solo hay grandes mitos que no nos llevan a ninguna conclusión demasiado positiva. Pero una de esas tendencias que se ha puesto de moda es la de llevar a cabo unos ejercicios llamados Kegel, los cuales comienzan a conocerse en todo el mundo y parecen tener múltiples propiedades en la sexualidad de la mujer y en la recuperación de una vida íntima realmente placentera. Así que hoy nos hemos querido preguntar ¿Ayudan los ejercicios Kegel a mejorar tu sexualidad?

Los ejercicios Kegel han sido formulados para trabajar toda la zona inferior del cuerpo, pero ponen especial énfasis en los músculos de la vagina. Todos estos músculos no se encuentran a la vista, y es quizás por eso que no les damos la importancia que realmente tienen. Pero que estén sanos y fuertes y mantengan esa elasticidad y podamos contraerlos va a marcar la salud de nuestras relaciones sexuales. De hecho, con la práctica de esta disciplina, lo que vas a conseguir es que tu vagina recupere la forma que tenía anteriormente al paso del tiempo, así como a los embarazos y partos que hayas tenido. Tonificarlos para que la penetración pueda generar una mayor fricción, o asegurarnos de que podemos tener el control de ellos para contraerlos cuando creamos conveniente puede aumentar el placer que siente una mujer en todo tipo de relaciones sexuales, e incluso con la masturbación.

Pero si los ejercicios Kegel son una terapia para mujeres de la que se obtienen múltiples beneficios sexuales, eso no significa que de algún modo los hombres no se puedan beneficiar de ellos. Es más, sucede todo lo contrario, porque cuando las mujeres presumen de unos músculos vaginales tonificados, ellos también experimentan un placer mayor. Así que son perfectos para las terapias de pareja, y para que ambos aumenten el placer sexual que sienten el uno con el otro. Además de todo esto, esta disciplina también tiene beneficios para la salud en general, como por ejemplo evitar que la matriz del útero se mueva o que haya otros daños internos en el aparato reproductor femenino causados por la flacidez de la zona por el paso del tiempo y los diferentes episodios que vivimos. ¿Has probado ya a ponerlos en práctica?

Fuente centromujer.es