Los adolescentes están probando el sexo anal (y a nadie le gusta)

Las jóvenes se sienten presionadas a intentarlo

culo

El sexo anal es una de las prácticas sexuales que “se puso de moda” entre las parejas heterosexuales en la última década. Esto no quiere decir que no se hiciera antes, sólo que ahora incluso los adolescentes están presionando a sus parejas para intentarlo.

Un estudio realizado con 130 adolescentes ingleses reveló que muchos jóvenes se sienten presionados a tener sexo anal, pero que incluso los hombres no lo disfrutan.

La mayoría de las adolescentes encuestadas admitieron que se sintieron forzadas a probar el sexo anal y que no disfrutaron de la experiencia. Aunque los chicos también sintieron la presión de probarlo los investigadores creen que tiene que ver con presión social y estatus, no sólo con replicar lo que ven en pornografía.

Casi todos los participantes admitieron que no les gustó el sexo anal, incluso los chicos aseguraron que pensaron que se sentiría mejor. Sólo una chica reportó una experiencia positiva.

Lo alarmante de todo es que los adolescentes casi nunca usan protección durante el sexo anal, pues muchos no creen que puedan contraer enfermedades de transmisión sexual de esa manera (y obviamente no pueden embarazarse).

Sin embargo incluso eso no es lo más preocupante. Las adolescentes no creen tener el mismo poder de decisión acerca del sexo anal que los chicos. Aunque antes de probarlo la mayoría de las chicas se preocupan de que la experiencia sea dolorosa o incómoda, consistentemente reportaron que son los chicos quienes tienen la última palabra.

Aunque para muchas mujeres adultas el sexo anal es algo que disfrutan estos hallazgos nos preocupan bastante. ¿Será que el hecho de que el sexo anal sea tan tabú provoca estas peligrosas lagunas en la información que los adolescentes reciben?

Autor: Susana Miyar