Los cinco datos básicos de la eyaculación tardía

Quienes sufren de eyaculación tardía no pueden llegar al clímax aún con la suficiente estimulación para alcanzar un orgasmo. Aquí tienes los datos sobre el problema sexual masculino menos común y menos comprendido

reloj

 

Texto: David Joshua Jennings

¿Conoces a alguien que sufra de eyaculación tardía? Si sí, ¿cómo fue su experiencia? Puedes compartir esas experiencias dejando un comentario aquí debajo (puede ser anónimamente) o contactándonos vía Facebook.

 

¿Qué es la Eyaculación Tardía?

La Asociación Americana de Psiquiatría la define  como “la demora persistente o recurrente, o ausencia de orgasmo durante la actividad sexual después de una fase de excitación sexual normal, la cual es determinada a juicio del médico según el área, intensidad y duración”.

Es decir, la Eyaculación Tardía es la inhabilidad de ‘venirse’ cuando uno quiere, aún después de mucha estimulación y las ganas de hacerlo. La estimulación llega pero la eyaculación nunca, o llega después de tanto, que es cansado para ambos en la pareja.

Con la Eyaculación Tardía, el hombre tiene pocos o nulos problemas para lograr y mantener una erección, pero experimenta bajos niveles de excitación sexual. Con buen empeño, muchos de los que la padecen se pueden masturbar hasta el orgasmo, mientras que otros no.

¿Cuán común es la Eyaculación Tardía?

Existe poca investigación confiable que nos hable de su prevalencia, así que es un poco de uposición. Pero hay una creciente certeza de que el problema es más común de lo que se pensaba. Investigaciones confidenciales a través de Internet sugieren que la Eyaculación Tardía podría afectar a un 12% de los hombres, en contraste con el 4% identificado por los investigadores Masters y Johnson a mediados del siglo XX.

Parte de la dificultad de tener una cifra precisa es que el hombre suele ser renuente a hablar de sus problemas sexuales, por temor a ser etiquetado de poco hombre o poco masculino. Pero al hablarse de forma más abierta y libre del tema, y con mejor investigación y reportes, la frecuencia de Eyaculación Tardía reportada entre hombres, parece irse incrementando.

Causas físicas potenciales

Comencemos por las drogas. El alcohol, la cocaína y otras drogas pueden causar Eyaculación Tardía temporal, al igual que los antidepresivos o los ansiolíticos. Todos ellos afectan el nivel de serotonina en el cerebro y por ende el reflejo eyaculatorio, volviendo difícil o imposible tener un orgasmo durante el coito.

Otra causa común de Eyaculación Tardía es un “carácter” masturbatorio, p.e. la masturbación que implique presión extrema en el pene, movimientos rápidos de la mano, “frotamientos” (con ropa), y otras técnicas rudas con el pene. Este tipo de masturbación suele comenzar en la adolescencia y desde ahí se va condicionando gradualmente para responder sólo a una estimulación sexual extrema. Por eso, la estimulación normal durante una penetración sexual no es suficiente para desencadenar un orgasmo.

Es más, cualquier cirugía, daño o mal que interrumpa la nervadura hacia la zona genital, simpática o somática, tiene el potencial de provocar Eyaculación Tardía. Esto incluye los daños a la médula espinal, esclerosis múltiple, cirugía de la región pélvica y diabetes severa, entre otras.

Potenciales causas mentales

Cualquier problema de pareja que haga que alguno se sienta ajeno o distante del otro podría causar Eyaculación Tardía. Esto incluye cualquier predisposición o reticencia a engancharse sexualmente con el otro, causado, tal vez, por resentimientos e ira guardada, vergüenza o culpa. Todo esto tiene el potencial de apagar el entusiasmo sexual  de uno, evitándole así alcanzar el punto de excitación que dispara el orgasmo.

En algunos casos, la Eyaculación Tardía es causada simplemente por falta de atracción hacia la pareja. Otros factores podrían incluir traumas pasados, o una educación religiosa estricta en la que el sexo es estigmatizado.

Miedo al embarazo y/o ansiedad por el desempeño sexual, podrían ser factores desencadenantes.El porno también podría ser responsable, en especial para quienes necesitan mucha fantasía para excitarse. Debido a que para ellos el porno suele ser altamente estimulante y el sexo real no es capaz de hacerlos alcanzar el mismo grado de intensidad y excitación. Así que si están acostumbrados a la estimulación de nivel porno, les será difícil eyacular durante el acto sexual.

¿Qué se puede hacer?

El qué hacer con respecto a la Eyaculación Tardía depende de qué la cause, que suele ser una combinación de factores biológicos, psicológicos, de la relación y culturales. Depende de ti, tu pareja y tu médico el encontrar los factores que la ocasionan.

Si estás tomando antidepresivos o ansiolíticos y crees que podrían ser la causa de tu Eyaculación Tardía, pídele a tu doctor otros medicamentos que pudieran tener menor impacto en tu capacidad sexual.

Y entonces, empezar a investigar las condiciones bajo las cuales uno no puede eyacular normalmente. Las terapias sexuales actuales suelen enfatizar la importancia de la masturbación en el tratamiento de la Eyaculación Tardía. Se les enseña, a través de la masturbación o estimulación manual por la pareja, a alcanzar niveles cada vez más altos de excitación, con una alta combinación de “Fricción y fantasía”.

En otros, el enfoque es el re-practicar la  masturbación, donde esta sirve como práctica  sexual con una pareja real, en la cual las fantasías sexuales son realineadas para que los pensamientos tenidos durante la masturbación, empaten con los que sucede durante el sexo.

Para la Eyaculación Tardía que pudiera ser por problemas de pareja, la cooperación por parte de ésta es esencial. Primero hay que esforzarse para resolver cualquier problema emocional guardado, y entonces tratar de aumentar el atractivo y poder de seducción de la pareja, p.e. descubriendo qué es lo que más excita al hombre afectado por la Eyaculación Tardía y llevándolo a la práctica.

 

Fuente hablemosdesexo.com