octubre 04

Etiquetas

Amores de otras vidas: la reencarnación y el amor

¿Alguna vez has experimentado el conocer a otra persona y sentir que hace mucho tiempo que existe un nexo entre los dos?

couple-407139_640

¿Crees en el amor a primera vista? ¿O debiera decirse amor a primer reconocimiento? ¿Existe algo así como el amor que sobrevive a varias reencarnaciones y se busca en reencarnaciones diferentes? ¿Qué es eso que te deja clavado en el lugar cuando ves por primera vez a alguien y sientes que amas a esa persona desde hace… tanto? Algunos creen que existe un mundo más allá de nuestra percepción, en el que los lazos de amor son para siempre.

La creencia en la reencarnación es muy antigua. Ha estado presente en casi todas las religiones pero es fundamental en las religiones dhármicas con origen en el hinduismo. En ellas se afirma que somos almas que repiten reencarnaciones una y otra vez en un ciclo llamado rueda del karma. Para ellos, antes de nacer escogemos cuándo, dónde, en qué familia y en quién nos vamos a encarnar. Así, nos movemos como familias de almas a través de la eternidad.

Almas gemelas, almas flamas y almas consorte

Cuando se habla de almas gemelas pensamos en personas con las que sentimos una gran afinidad y que tenemos la sensación de conocer hace mucho. Según los entendidos en el tema, no hay más de doce almas gemelas en la vida de una persona. No hay lazos kármicos en este grupo, sólo se comparte el gozo, la alegría, la armonía y la complicidad. Estar cerca de estas almas es como un soplo de aire fresco. Sin embargo, estas almas gemelas no son lo que estamos buscando.

Existe otro tipo de almas que ya conocemos de otras vidas y que nos acompañan en diferentes encarnaciones: las almas flamas. Estas representan uno de los lazos de amor más fuertes que podamos encontrar. El alma flama es un alma que se ha conocido hace eones y que aún tiene un karma compartido que hay que limpiar.  Es con estas almas con las que aprendemos del amor en toda su magnitud. Su fuerza y atracción va más allá de la relación sexual y la pasión erótica. Cuando encuentras a tu alma flama, se experimenta desde el primer instante una atracción extraordinaria, una pasión fuera de lo común y un amor desmedido y sin lógica alguna. Lo que se experimenta al producirse el encuentro puede manifestarse con emociones como sentir una energía frenética, que el corazón deja de latir, una sensación que se transmite por toda la piel, y otras manifestaciones emocionales y físicas que manifiestan la intensidad de nuestro deseo interior de estar con esa persona para siempre.

El amor después del amor

Siguiendo la línea de estas religiones o filosofías que creen el la reencarnación, ni el tiempo, el nacimiento o la muerte pueden destruir los lazos del amor. La separación física de los amantes es temporal,  la comunicación continúa en otros niveles. Algunas personas que se conocieron y amaron en el pasado pueden reencarnar en el futuro y, aunque no recuerden sucesos de sus vidas pasadas ni entiendan por qué, se sentirán fuertemente atraídos el uno al otro.

El sentido de todo este reencuentro es que, en cada nueva reencarnación, el amor se profundizaría para ser cada vez menos egoísta, más desinteresado y después de muchas, muchas vidas, se volvería perfecto. Estas teorías dictan que, generalmente, las personas con las cuales uno se relaciona han estado muy cerca nuestro en vidas anteriores. “Las relaciones pudieron haber sigo de padre a hijo, esposo a esposa, amigos íntimos, parientes, etc. El sexo no importa, pero cuando en esta vida uno está muy enamorado de alguien y el amor perdura y tiene características singulares lo más probable es que hayan estado juntos en el pasado, en otras vidas anteriores”, dice el profesor Zellagro, Teósofo e investigador metafísico, USA.

Amores kármicos, amor a primera vista

La historia de cada persona sería su karma. La historia kármica personal nos hace entender por qué sentimos rechazo o atracción por otros individuos. Las relaciones de pareja kármikas no son fáciles, si tenemos una relación sin problema alguno… ¿qué vamos a aprender? Las parejas necesitan a orender a enfrentar juntos situaciones para aprender y evolucionar.

Lo que llamamos amor a primera vista, esa intensa sensación de intimidad, puede estar indicando que hemos encontrado a alguien a quien hemos amado en alguna vida pasada. Un juramento hecho en una vida pasada con la suficiente fuerza, puede  proyectarse hacia las vidas siguientes. ¿Cómo? Imagina, por ejemplo, que una pareja muy enamorada haya hecho el juramento de que su amor dure para siempre, excluyendo de esa forma la posibilidad de encontrar amor fuera de ellos mismos. Claro que, cuando no coinciden las reencarnaciones, ninguno de los dos tendrá relaciones  satisfactorias, como si algo faltara en ellas.

Considera este último pensamiento: esta vida es la vida pasada del futuro, así que puedes comenzar hoy tu historia de amor eterna.

*Fuentes:

Lazos de amor eternos, de Olga Menéndez.

Dr. Roberto A. Bonomi

Fuente about.com