Lo que debes saber sobre los amigos con derechos

No es bueno andar tan sola por la vida, y muchas caemos en una relación tan particular como peligrosa: la de los amigos con derecho

amigos con derecho

Existen reglas, riesgos de enamorarse y mucho más. Y siempre, siempre, hay alguna que otra cosa o detalle que te enteras a último momento, y de la peor manera.

Para que después no digas que no te lo advertimos, estas son algunas de las cosas que nadie te dijo sobre los amigos con derechos.

Debes tener madurez emocional

Por regla general, está prohibido enamorarse de un amigo con derechos. Estos son sólo para pasar un buen momento, sexo y hasta la próxima.

Por lo tanto, es necesario tener cierto grado de madurez para entender el tipo de relación desde un principio, y que existen altas probabilidades de que no tenga un final feliz.

Hay que mantener el secreto

Mejor no hablar con tus amigas sobre él. El chisme que va de boca en boca puede comenzar de manera divertida, pero casi siempre termina mal. Y lo peor de todo, puede llegar a sus oídos, y quedar con mala reputación.

No dormir con los amigos con derechos

Compartir el lecho para dormir después del sexo, puede ser arriesgado. Con situaciones como estas, pueden quedar atrapados, en especial si ambos intentan intercambiar sonrisas maliciosas y miradas disimuladas.

No ser entusiasta

Esperar con ansias su llamado para un nuevo encuentro es de parejas. Y una relación de amigos con derechos no tiene ningún tipo de compromiso. Lo bueno es que tienes toda la libertad del mundo de conocer y salir con otros muchachos. Por supuesto, procura que tu amigo sexual no apañe tus citas.

No a las citas

La única cita que debes tener con tu amigo con derechos es en la cama. No vayas a confundirte, y pretendas otro tipo de intimidad. No es posible verse en cualquier otro lugar que no sea el dormitorio, sino todo se echará a perder.

No profundices demasiado

No te quedes luego del sexo y trates de averiguar acerca de su vida personal, o tener conversaciones sobre la vida, problemas y proyectos. Recuerda que tu única participación es en el sexo, y debes evitar cualquier otro tipo de participación en su vida.

No te acuestes con un buen amigo

Evita que el chico con el que tienes una gran relación de amistad se convierta en tu amigo con derechos. Por más que puedas sentirte atraída sexualmente hacia él, recuerda que la relación puede terminar no del todo bien, y eso disparará el final de tu amistad.

Puedes perder un gran amigo

Si alguno de los dos ha dicho o decidido algunas cuestiones precipitadamente, puede tomar al otro de sorpresa. La relación de amigos con derechos suele ser muy delicada, y cualquier error puede alejarlos para siempre. Además de perder a un amigo sexual, perderás también a un gran amigo.

Fuente imujer.com