¡Necesito una vagina nueva! (rejuvenecimiento vaginal)

Muchas mujeres viven descontentas con sus genitales. De hecho, la gran mayoría de las mujeres con las que hablo nunca se han visto su vulva. Más aun, muchas mujeres sienten apatía, rechazo y hasta asco por sus propios genitales.

rejuv. vaginal

A la mayoría de las mujeres no se nos enseña a conocer, hacernos amigas y admirar nuestra genitalia. Si bien es cierto que a algunas mujeres les cambia la genitalia luego del embarazo y el parto, también es cierto que a la mayoría no se nos enseña a sentir amor o admiración por nuestra vulva. Muy por el contrario, desde que nacemos se nos exhorta y obliga a esconderla, a no nombrarla y a guardarla en el olvido hasta que llegue el “príncipe azul” y la descubra.

¿Qué es el rejuvenecimiento vaginal?

El rejuvenecimiento vaginal o vaginoplastia es un procedimiento quirúrgico en el cual achican la abertura de la vagina y aprietan los músculos vaginales y del perineo a través de cirugía. Mujeres que sienten que sus vaginas les han quedado flojas luego del parto y que no sienten placer sexual debido a esto a veces buscan solución en la vaginoplastia.

¿Qué es la vulvoplastia?

La vulvoplastia consiste en cirugía de reconstrucción de la vulva (vulva de diseño). En esta categoría están:

  1. La labioplastia: Consiste en el corte de los labios menores.
  2. Clitoroplastia: Retiramiento del exceso de tejido alrededor del clítoris.
  3. Alzamiento de labios mayores: Retira el exceso de piel y soluciona el caimiento de los labios.
  4. Perinoplastia: Corrige cicatrices y desgarres.

¿Necesitas estos procedimientos?

Si el exceso de piel de los labios menores causa penetraciones dolorosas, la solución está en la labioplastia.  Sin embargo, existen otras alternativas menos invasivas para solucionar otros problemas como los de tonificación muscular vaginal con ejercicios kegel o la fisioterapia vaginal para el dolor durante el coito (dispareunia). Lo más importante es saber que todo procedimiento invasivo conlleva riesgos a la salud además de una gran inversión financiera.

Me atrevo a apostar que la mayoría de las mujeres NO necesitan un rejuvenecimiento vaginal. Lo que sí necesitan es mejorar su autoestima, no su vulva, para así llegar a la auto-aceptación y disfrutar más plenamente del sexo y de sus relaciones de pareja.

Y tú, ¿estás contenta con tu vulva y vagina? ¿Te someterías a alguno de estos procedimientos? ¿Por qué sí o por qué no? Comparte tus comentarios en el foro.

Fuente babycenter.com