¿Tienen ellos más deseo sexual que nosotras?

Los estudios indican que ellos sienten más necesidad de tener sexo que nosotras. Que para ellos el deseo sexual es mucho más natural y fuerte. ¿De verdad tienen razón? Hoy lo analizamos en Intimo Centro Mujer

handsome-474122_640

Cuando hablamos de sexualidad, mujer y hombres partimos de dos bases diferentes. No porque en realidad seamos tan distintos, ni tampoco porque las mujeres no sintamos igual que ellos las relaciones sexuales. Se trata de una cuestión cultural, que se nos inculca desde pequeños. Mientras que a ellos se les alaba cualquier comportamiento relacionado con lo sexual desde bien pequeños, y se les plantea como socialmente aceptable poder tener muchas mujeres, o que le salgan cientos de pretendientas con las que pasar el rato, un buen rato; a nosotras se nos enseña a ocultar todos esos detalles para ser una mujer de bien. Y aunque poco a poco las cosas van cambiando, y por lo que hemos visto en los estudios más recientes, la igualdad parece apoderarse de este ámbito, aún hay muchas cosas que arrastramos de esa sociedad machista.

Precisamente por todas ellas, no es difícil encontrar a quién opina que en realidad el hombre es el que tiene el deseo sexual más activo. Para ellos es una necesidad. Y nosotras, lo vemos más como una forma de dar placer a otros, y podemos vivir sin él. Y resulta que el argumento que más peso tiene en estas teorías se basa precisamente en el hecho de que cuando se hacen ese tipo de estudios estadísticos, para llegar a las conclusiones sobre el deseo sexual se parte de premisas ya de por sí manipuladas, que no tienen porque implicar la ausencia o el mayor deseo. Por ejemplo ¿por qué ha de suponerse que masturbarse más veces sea tener más ganas de hacerlo? ¿Acaso no pueden incidir en este hecho otros valores? Y por ejemplo, si las mujeres nos masturbamos menos, ¿no puede esto deberse a que socialmente no está ni bien visto, ni es un tema del que se pueda hablar y quizás sincerarse del todo?

Está claro que muchas cosas son las que están cambiando en la sociedad. Pero los cambios vienen de a poco. Y quizás cuando esos cambios lo sean a todos los niveles, los que hagan este tipo de estudios estadísticos que otros usan para defender teorías ya desfasadas, sean ya individuos que han comprendido la evolución de la sociedad. Mientras tanto, hemos de suponer que hombres y mujeres no desean igual, aún pese a que la sociedad les marca a unos y a otros cosas diferentes y estas variables en principio se ignoran. Siendo un animal social como somos, no parece tener lógica. Pero ahí están los datos.

Fuente centromujer.es