Tips Para Un Buen Blow Job: Garganta Profunda

En el primer capítulo de los Tips Para un Buen Blow Job, les enseñé El Truco del Helado, que viene siendo como la clase para principiantes en fellatio

oral

Sé que ha pasado harto tiempo y que están muy ansiosas por aprender más, pero tenía que darles un ratito para practicar, ¡sobre todo porque el truco del helado es TAN rico!

Pero aprovechando que estamos en invierno, que es temporada de cucharita y que, con el frío que hace, necesitamos buscar formas de mantenernos calentitos en la noche (sí, esto es básicamente un post de supervivencia), les voy a dar algunos datos para que hagan el mejor Garganta Profunda de su vida.

Ya sabemos que a los hombres les gusta que les hagan sexo oral y, si siguieron los consejos anteriores, estoy segura de que ustedes también se convirtieron en unas fanáticas, de esas que no necesitan que ningún hombre las empuje hacia abajo, porque ya estaban hace rato con la cabeza jugando debajo de las sábanas. ¡Bienvenidas al club! Lo que quizás no todas saben -y obvio que deberían- es que a los hombres los vuelve locos esa sensación de estar apretaditos dentro de algo, no por nada se obsesionan con el sexo anal (tema que dejaremos para otro post). Entonces, si juntamos la calentura que provoca el tener su pene dentro de nuestra boca + tenerlo en un lugar apretado y acogedor, ¿qué tenemos? ¡Una explosión de placer!

Chicas, cuando hacen un BJ, ustedes están al mando. Siéntanse con ese poder, en ese momento pueden hacer lo que quieran con él (menos morder y soplar, por favor), para darle placer y para darse placer. Esto es muy importante, porque hacer Garganta Profunda por primera vez no es fácil. Deben estar cómodas y muy relajadas y, lo más importante, muy, pero muy calientes. Esa sensación de que necesitan tenerlo en su boca, necesitan acariciarlo con su lengua y necesitan tenerlo más adentro es lo que hará de esta técnica algo delicioso.

Pero como les dije, no es tan fácil y hay que tener claras algunas cosas:

1. La posición es importante: Estamos intentando pasar un pene erecto, duro, por un túnel que tiene una curva. Si es tu primera vez, busca una posición en la que puedas inclinar tu cabeza hacia atrás, dejando una pasada recta desde tu boca hasta tu garganta. Una recomendación es que él se acueste de espalda y tú te recuestes de lado sobre su estómago, apoyándote con los codos sobre él. Con tu cabeza de lado es bastante más fácil y -como es tu primera vez- no tienes que preocuparte de que él vea tu cara cuando sientas algo de incomodidad. Cuando tomes más experiencia, inténtalo con él de pie y tú arrodillada, con tu cabeza un poco ladeada. SIEMPRE es mejor cuando él puede ver tu cara de placer mientras tienes su pene en tu boca.

2. Lubricación:  No intentes hacer un Garganta Profunda de buenas a primera, porque no será agradable para ninguno de los dos. Preocúpate primero de lubricar su pene, sea con tu lengua, con tu saliva o usando algún lubricante de tu agrado (hay varios con sabores bien ricos). Bésalo y juega con él dentro de tu boca, disfrútalo un buen rato y luego inténtalo.

3. Usa tu lengua: Todos tenemos un reflejo de hacer arcadas cuando un objeto extraño quiere pasar por nuestra garganta, es normal, sólo debes acostumbrarte. Para ayudarte un poco, tienes que usar tu lengua, debes hacer el mismo movimiento con ella que haces cuando vas a comer. La parte de atrás de la lengua debe bajar (como si te estuvieras mirando las amígdalas en el espejo) al mismo tiempo que la lengua sale un poco, luego tomas el pene con tu lengua y lo traes hacia tu garganta. Usar tu lengua va a ser muy agradable para él y te ayudará a conquistar esta técnica de forma más fácil.

4. Ve de a poco: Si es tu primera vez, no intentes introducir su pene completo hasta tu garganta, porque tus ojos van a llorar y no vas a poder tragar en 3 días. Hazlo de a poco, introduce la cabeza de su pene, mantenla ahí, luego sácala y sigue jugando. Cuando te sientas confiada, hazlo de nuevo y empuja un poco más con tu lengua. Si te dan reflejos de arcada, intenta respirar y mantenerlo ahí por unos segundos, no demasiado tiempo porque la idea es que lo disfrutes.  Te vas a dar cuenta de que -de a poco- vas a lograr introducir más y más de su pene en tu garganta.

Todos estos datos harán mucho más fácil hacer un buen Garganta Profunda, pero lo más importante -y que no deben olvidar nunca- es mirarlo y escucharlo, porque no hay nada más excitante que un hombre que está caliente con nosotras. Cuando estamos excitadas todo se convierte en placer. Si lo estamos disfrutando no va a costar nada, porque es rico. Sí, hacer fellatio es rico. Practiquen, jueguen, mírenlo, disfrútenlo, van a ver que se les hará muy fácil y MUY placentero.

Si tienen una pareja estable y de confianza, dejen que acabe dentro de su boca, no se preocupen si no les gusta el sabor porque si están haciendo Garganta Profunda no lo sentirán ;).

Fuente faqmen.org