octubre 24

¿Cuándo deciden casarse los hombres?

El matrimonio es una de esas palabras que hace sudar frío a bastantes hombres que ven en este evento el fin de su libertad y la llegada de responsabilidades para las que no están preparados

hombres

Sin embargo, hay ciertas etapas que hacen considerar a los hombres la posibilidad de unir sus vidas a la de alguien más, y vamos a compartir contigo algunos de esos detonantes que hacen que los hombres hinquen las rodillas mientras sostienen un anillo en sus manos y pronuncian la consabida frase: “¿Quieres casarte conmigo?

La crisis de la década

n general los hombres se sienten inmortales y poco cuidado ponen al avance inexorable del calendario, pero cada vez que un cumpleaños termina con un número 0, son conscientes que ya ha transcurrido una década más, lo que los hace reflexionar acerca de su propia vida.

Es en estos momentos cuando el deseo de “establecerse” y “formar una familia” comienza a rondar por su cabeza constantemente, dicho deseo se esfuma una vez superada esta edad, y volverá con más fuerza, 10 años después.

El sueño del heredero

La idea de que para ser un hombre hay que plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo ha calado mucho más de lo que la gente cree en el imaginario de los hombres, que a medida que pasa el tiempo sienten la necesidad de tener un “retoño”.

Los más ‘enchapados’ a la antigua entonces buscan a la “esposa ideal”, con valores adecuados para iniciar la aventura de la familia, entran entonces a pesar virtudes como la paciencia, la fidelidad y el sacrificio y amor por los hijos.

La falta de un ser querido

A veces la muerte de un familiar o un amigo muy cercano hace plantearse la vida a los hombres, de una forma mucho más trascendental, entendiendo la mortalidad como un hecho ineludible. Esta sensación y el vacío que deja el ser amado que se ha ido les hace buscar consuelo.

Y del consuelo nace la inquietud y la idea de establecer una familia, así que una vez pasado el duelo muchos hombres se animan a proponer matrimonio.

La adquisición de un bien inmueble

Cuando después de muchos sacrificios y desvelos, el hombre adquiere su casa o apartamento, puede que viva una temporada feliz con su soltería, pero paulatinamente el hastío de este estilo de vida hace que los hombres se imaginen cunas o sientan que un cuerpo se acuesta al lado suyo… y no hablo de fantasmas, simplemente es el deseo de casarse lo que lo lleva a esas visiones.

Sucede que estos bienes hacen que el hombre sienta la necesidad de asumir nuevas responsabilidades, nuevos retos y el matrimonio, es sin duda, un gran reto para la mayoría.

El ejemplo de los amigos

Los amigos suelen ser una gran influencia en muchos aspectos de la vida, y el matrimonio no podría dejar de ser uno de ellos.

Siempre existen en estos grupos 1 o 2 incrédulos de este tipo de relaciones, que van viendo como poco a poco sus compañeros de fiestas van cediendo al encanto de la vida conyugal, lo que muy en el fondo les hace comenzar a anhelar este estilo de vida también.

¿Cuál crees, aparte del amor por supuesto, la mejor razón para que un hombre decida proponer matrimonio? Cuéntanos tu opinión.

Fuente imujer.com