La infidelidad aumenta después del Día de la Madre

Así lo asegura el informe de una importante red social. ¿El motivo? Muchas mujeres, desilusionadas con el trato frío que recibieron por parte de sus parejas en esa fecha, deciden refugiarse en la calidez que puede brindarles un amante

infiel

Solas, desamparadas y desatenidas. Por cualquiera de éstos u otros motivos vairas mujeres deciden tirarse una canita al aire. Para ellas es un modo de sentirse revaloradas. Y en momentos festivos, como el Día de la Madre, la sensibilidad está a flor de piel y las chances de buscar un amor alternativo aumentan. Al menos, eso aseguran las estadísticas.

El lunes siguiente al Día de la Madre hubo un incremento del 263% en inscripciones en el sitio para infieles Ashley Madison, respecto de cualquier otro lunes del año, informaron desde ese portal.  “Aunque el Día de la Madre no tenga el factor romántico implícito como puede ser San Valentín, por ejemplo, es un momento festivo en el cual las mujeres quieren sentirse mimadas, cuidadas y agasajadas. Cuando esto no ocurre, ellas reflexionan sobre sus relaciones y puede entrar un tercero en la pareja”, detalló el director regional de Ashley Madison, Francisco Goic.

El amante suele suplir un rol de contención que muchas veces queda “vacante” en el hogar. Los números no engañan: el 72% de las usuarias del sitio confesó, en una encuesta reciente, que, si pudiera, durante el Día de la Madre preferiría tener sexo con sus amantes antes que con sus maridos.

La otra cara del engaño

Llevar adelante una doble vida no es nada fácil. Y en ese afán por lidiar con el trabajo, el marido, los chicos y sus amores clandestinos, las mujeres suelen sufrir malos tragos. De acuerdo con datos del portal para infieles, una de cada cinco “mamis piratas” se enfrentó, alguna vez, con una situación comprometida entre su amante y su hijo.

 De esas mujeres que hacen malabares entre pasar tiempo con sus parejas, sus chicos, ocuparse de los quehaceres domésticos y, a la vez, poder tener encuentros con sus lovers, se desprendieron los siguientes números:

• El 65% admitió haber atendido una llamada de su amante a su teléfono móvil delante de su hijo.

• El 57% reconoció haber llegado tarde a buscar a sus chicos a la escuela por haberse retrasado con su “amor prohibido”.

• El 28% confesó haber cancelado algún plan con su nene con el fin de poder encontrarse con su “galán”.

• El 4% tuvo que mostrar a su amante frente a sus hijos cuando se vieron atrapadas en una situación comprometida.

 Una de las encuestadas contó que una vez “tuve que romper mi propia ducha, fingiendo que mi amante era un reparador, cuando mi hijo volvió de forma imprevista a casa y empezó a golpear la puerta del baño”.

A pesar de todo este comportamiento travieso, parece que las mujeres poco tienen en común con la culpa: sólo el 8% de las encuestadas confesó sentirse culpable por tener un affaire.

 Queremos saber:

¿Qué te generan los resultados de la encuesta? ¿Sentís empatía, bronca o te resulta indiferente?

Fuente clarin.com