octubre 25

Etiquetas

Tigresas blancas: Lo que las diosas del sexo oral pueden enseñarte

Era un grupo de mujeres taoístas que sabía aprovechar los beneficios de esta práctica erótica. Creían que las ayudaba a mantenerse jóvenes y sin arrugas

oral

Las tigresas blancas era un grupo de mujeres taoístas, una antigua sociedad secreta,  que promovía el sexo oral como una práctica que absorbe la energía sexual masculina y la inmortalidad espiritual. ¿Por qué? Porque según la filosofía taoísta, la energía sexual es la más poderosa que poseemos y, más allá del goce, podemos obtener muchos otros beneficios.

Su extraño nombre se debe a que, en Oriente, el tigre es el animal más dominante de la Tierra. Las características y actividad de estas mujeres parten del animal, ya que para poder quedar preñadas deben copular más de cien veces, porque necesitan  mucho más esperma que el resto de los animales. Podríamos decir, entonces, que la tigresa es un animal muy seductor.

Su creencia es que mediante el sexo oral la mujer logra intensificar el orgasmo. Además, le ayuda a recobrar la energía sexual propia de la juventud y a restaurar la belleza general del cuerpo.

Con el paso de los años, la pérdida de estrógenos y la rutina se vuelve inevitable la falta de deseo. Ellas proponen esta práctica sexual como forma natural de lograr la estimulación, para volver al juego y a la sensación de sexo adolescente apasionado. Así, consideran que podemos vencer el paso del tiempo y mantenernos jóvenes de una forma natural.

¿Cómo funciona?

El líquido seminal, también llamado “lágrimas de dragón” por los taoístas, ayudaría a que la mujer recupere su juventud y vitalidad. Las propiedades del semen son muy valiosas, pero las tigresas nunca lo ingerían. Ellas se lo esparcían por la cara y los pechos, a modo de mascarilla de belleza. Creían que las ayudaba a mantener la piel tersa y sin arrugas.

“Mediante el coito, la mujer concibe un hijo carnal. Mediante el sexo oral, vuelve a engendrar las tendencias de su niñez”, dice el Manual de la tigresa blanca.

Consejos varios (y muy útiles)

¿Qué podemos hacer para que el sexo oral sea excitante y tentador? Aquí, las claves:

* Cuidar la higiene personal. Parece algo obvio, pero no lo es. Muchas mujeres se quejan porque el miembro del hombre tiene olor. ”Me acerco y se me van las ganas… Me mata la libido”, dicen algunas. “No es que no quiera, pero tampoco me gusta decirle que se vaya a lavar… Y ahí se corta todo”, cuentan otras.

* Conquistarse cada día. La rutina nos alcanza a todos. Por lo general, los solteros están mucho más pendientes del cuidado de sus zonas íntimas y los casados se dejan estar, pero la higiene personal es algo que no debemos descuidar en ninguna etapa ni situación.

* Mantener una alimentación saludable. Consumir frutas, verduras, jugos y agua es beneficioso para el aroma y sabor del semen. Sucede todo lo contrario con el cigarrillo, la carne y las comidas picantes.

* Se pueden incorporar lubricantes comestibles. Hoy encontramos productos con sabor y aroma de frutos rojos, chicle, chocolate o menta, entre otros. También existen aceites comestibles que levantan temperatura con cada beso.

La unión de la boca y los genitales es un juego fantástico. No dejes de disfrutarlo y vivir una sexualidad plena, ¡siempre con cuidado y placer para los dos!

 

Por Mariela Tesler Hansen, especialista en sexualidad

Fuente clarin.com