diciembre 24

El mito del sexólogo

Cuando comento a qué me dedico me encuentro con momentos curiosos. Muchas personas no tienen muy claro que es la sexología y la idea de que nuestra función es enseñar a la gente a hacer el amor está muy extendida.

Dr._Steel_Robot_Band

Las preguntas tipo “¿me puedes dar algún truquito?” son habituales. Me parece curioso que se siga pensando que hay truquitos en el sexo. Siempre explico que cada persona es un mundo y lo que le gusta a uno no tiene porque gustarle a otro y que el mejor truco es comunicación. Obviamente esa respuesta decepciona.

Otro mito que suele rodear a los especialistas en sexualidad es que somos unos gurús del sexo…también en la práctica. A mí personalmente no me ha ocurrido pero si he oído a colegas comentar que se sentían bastante presionados por que sus parejas sexuales parecían esperar algo especial.

Sí me ha pasado en conversaciones con amigos. Hace poco comenté que a mí no me gustan las florituras en el sexo, ni posturas acrobáticas ni tiempos record y me miraron extrañados y con un poco de pena. Creo que se decepcionaron porque esperaban que mi vida sexual fuese una especie de Circo del Sol. Imagino que es parecida a la idea que tenemos de que los médicos están sanísimos, luego les vemos fumar o beber y nos sentimos estafados.

Los sexólogos, por terminar de aclarar, ayudamos a las personas a superar dificultades que les impiden llevar una vida sexual satisfactoria (para ellos). Y una vida sexual satisfactoria es algo mucho más simple que el kamasutra, los orgasmos múltiples y los truquitos. Lo que si tenemos los sexólogos es una idea bastante clara de lo que nos gusta y lo que no y eso si nos da muchas ventajas, pero nada que no dé un poco de reflexión.

Fuente doctissimo.es