enero 24

Etiquetas

7 leyendas urbanas sobre sexo que resultaron ser ciertas

Parte del encanto de las leyendas urbanas es que uno siempre se encuentra en el límite entre creerlas o no creerlas

Captura de pantalla 2015-01-18 a las 17.30.45

Siempre suenan absurdas, improbables y aterradoras, y siempre llegan por parte de fuentes lejanas, incomprobables, “le pasó a un amigo de un amigo”. Pero al mismo tiempo, tienen también una parte persuasiva y convincente, y nos inclinamos a creerlas tal vez simplemente para imaginar un mundo todavía más extraño e increíble de lo que realmente es.

Si combinamos el encanto de las leyendas urbanas con el sexo, uno de los asuntos que más interesan y obsesionan a la humanidad, obtenemos algunas de las más difundidas y conocidas de ellas.

Si escuchar alguna de estas leyendas urbanas que veremos a continuación te causó asombro o impresión, imagínate enterarte que hubo casos comprobados de ellas.

Conócelos a continuación:

#7 Parejas “atascadas”

Han habido casos comprobados de parejas que quedaron “atascadas” durante el coito, tal como seguramente alguna vez has visto le sucede a los perros.

El fenómeno recibe el nombre de “penis captivus” y, si bien se sospecha que no es demasiado frecuente, también se puede suponer que son muchos los casos que quedan sin reportarse, por razones que uno puede imaginar. El fenómeno se da cuando durante el acto, los músculos de la vagina se contraen, y como el pene está erecto, es imposible para el hombre retirarlo. Según los casos conocidos, el atascamiento solo se da por algunos segundos.

#6 Embarazo por sexo oral

Una historia acerca de una chica que quedó embarazada tras realizar una felación a su novio parece realmente digna de una leyenda urbana. Sin embargo, esto sucedió realmente a una adolescente de 15 años en Zimbabwe.

La chica había sido herida con una puñalada en el abdomen por su novio, que la encontró exactamente en la misma situación con otro joven. 278 días después, la chica se presentó en el hospital con fuertes dolores abdominales, y los doctores se sorprendieron al encontrar un bebé completamente formado en su vientre.

Concluyeron que su embarazo se debió a que el semen llegó desde su estómago a su área reproductiva mediante la herida que había causado la puñalada.

#5 Un clímax inesperado

La mayoría de los medicamentos tienen diferentes efectos secundarios, y todos ellos suelen ser desagradables, indeseados y hasta peligrosos.

Sin embargo, una droga llamada clomipramina, probó que no todos los efectos secundarios son necesariamente malos. La clomipramina, que se prescribe como antidepresivo, provocó un orgasmo en un 5% de los pacientes que la consumían. Una mujer declaró que debido a esto siguió consumiendo clomipramina incluso después de haberse curado de su depresión.

#4 Embarazo sobre embarazo

¿Creías que era imposible que una mujer quede embarazada estando ya embarazada? Pues, aunque poco frecuente, es algo que ha sucedido.

El fenómeno conocido como superfetación se produce con la fecundación exitosa de un óvulo liberado durante la evolución del embarazo, lo que da como resultado un embarazo de mellizos, pero de diferente edad gestacional.

Hasta el momento no hay explicaciones médicas claras acerca de por qué puede suceder esto en las mujeres, y la principal preocupación para los doctores suele ser acerca del segundo feto, que puede llegar a nacer varias semanas o meses prematuro.

#3 En exceso, te puede dejar ciego

Esta afirmación puede parecerse a esas clásicas advertencias, generalmente provenientes de ámbitos religiosos y represivos respecto al acto sexual y al placer, como aquella que asegura que la masturbación provoca el crecimiento de pelos en las manos.

Sin embargo, en el caso de la ceguera, puede llegar a ser cierto. Tras el caso de un hombre que declaró quedar momentáneamente ciego durante el orgasmo, los médicos descubrieron que esto es posible debido a la vasoconstricción.

En otras palabras, el orgasmo puede causar que el flujo de sangre que permite el correcto funcionamiento de la vista, se detenga, perdiendo así transitoriamente la visión. Afortunadamente, en caso de que esta suceda, se trata fácilmente con medicamentos vasodilatadores que permiten un mejor funcionamiento de los vasos sanguíneos en los ojos.

#2 Lactancia paterna

Suena difícil de creer, pero la lactancia masculina es posible. Hay casos documentados de hombres que no solo son capaces de producir leche sino también de amamantar.

La clave para esto es la prolactina, la hormona que estimula la producción de leche en las glándulas mamarias. Algunos medicamentos o trastornos son capaces de afectar la glándula pituitaria masculina y permitir una segregación mayor de prolactina, permitiendo así la producción de leche.

Algunos científicos han puntualizado que en caso de poder regular y controlar este aspecto, podría llegar a ser algo muy útil y necesario en tiempos modernos, en los que el cuidado de los hijos y el aspecto laboral se divide casi en partes iguales entre el hombre y la mujer de la pareja.

#1 Hay personas dispuestas a contagiarse VIH

Hubiera sido mejor que esto fuera simplemente una leyenda urbana, pero lamentablemente no.

Esta incomprensible práctica se conoce como “bug chasing” (“pillar el bicho”), y consiste en personas que deliberadamente buscan tener sexo con otras personas con VIH para infectarse ellas mismas con el virus. Estas personas se han dado en llamar “cazadores”, mientras que las personas con VIH dispuestas a tener relaciones con ellos y contagiarles el virus se denominan “dadores del regalos”.

Todavía no está del todo claro por qué es que se da este fenómeno. Algunos suponen que se debe a un retorcido afán de pertenencia, otros que tal vez es un enfermizo deseo de experimentar sensaciones y emociones peligrosas. O tal vez simplemente sea debido a la ignorancia acerca de esta grave enfermedad.

Según consta, un hombre declaró querer contagiarse VIH para luego poder tener sexo sin tener que preocuparse por un posible contagio. Varios activistas y expertos han denunciado la práctica como una simple glorificación del provocarse daño a uno mismo.

¿Conocías estas leyendas urbanas convertidas en realidad?

Fuente politicatlaxcala.com.mx