febrero 03

El orgasmo múltiple masculino

A pesar de lo que se cuanta en las reuniones machistas muy pocos hombres son capaces de encadenar varias erecciones y orgasmo en una misma sesión.

tumblr_nj2hktWNXo1se9eaao1_540
La mayoría necesita como mínimo una o dos horas y como media uno o dos días. Es un mito que “siete sin sacarla” sea consecuencia de una “supervirilidad” o de espacios de abstinencia, se ha sobre valorado en exceso este tipo de respuestas.

Durante la relación sexual, lo más importante no son las cantidades (cantidad de orgasmos propios, cantidad de orgasmos de la pareja, cantidad de semen, etc.), sino la satisfacción final de ambos, la sensación de bienestar posterior.

La mayoría de los hombres no valoran su propio potencial orgásmico
Como el principal problema de la sexualidad masculina en estos tiempos es el control sobre los tiempos eyaculatorios, se sabe muy poco sobre los factores físicos, psicológicos o mixtos que ocasionan las diferencias en el período orgásmico de un individuo a otro. Tampoco se sabe con certeza hasta qué punto es alterable y hasta que punto es bueno hacerlo.
La mayoría de los hombres no valoran su propio potencial orgásmico porque lo que les produce la máxima satisfacción es el orgasmo de su pareja u buscan por todos los medios “el mayor rendimiento” “el mayor tiempo de aguante” y las dificultades para conseguirlo les provocan un tan gran malestar que es incompatible con un multiorgasmo junto con que muchos hombres confunden la relajación como consecuencia del orgasmo con la relajación como consecuencia de un gran cansancio físico que le impide volver a excitarse .

Algunas prácticas no son muy aconsejables
Sin embargo muchos hombres relatan que en una situación muy relajada y estimulante han sido capaces de experimentar varios orgasmo durante la misma erección, como los orgasmos múltiples femeninos, acompañados de eyaculación o no, lo que en muchos produce una tal sensación de desagrado que hace que la experiencia no se repita.
Otros hombres son capaces de volver a excitarse después de la fase refractaria, en la que la erección desaparece por lo menos parcialmente, a los pocos minutos. Esto depende de la edad, de lo estimulante que sea la relación y de lo aficionado que sea al sexo.
También hay muchos hombres que pueden volver a tener una erección después del primer orgasmo y que no haya como consecuencia de esta erección ni eyaculación, no orgasmo. Este tipo de prácticas no son muy aconsejables, ya que pueden provocar molestas e incluso dolorosas inflamaciones de próstata.

Fuente gaymelilla.com