Crítica a la película 50 Sombras de Grey: ¿Hola BSDM?

Digamos, en términos muy simples, que quiero que quieras complacerme

grey
Bienvenidos de nuevo a mi mundo. Imagino que muchas de vosotras ya habréis ido a comprobar si el Señor Grey se aproxima a ese ideal de hombre rico, perturbado y amante del sado más morboso tiene ese toque de buen corazón que la pobre Anastasia intenta encontrarle.

De los actores poco tengo que objetar, su interpretación, además de ser muy difícil por lo que significa e implica ser objeto de un fenómeno fan en todo el mundo, ha sido arriesgado y salvo matices, han estado más o menos a la altura. La estética cuidada, donde obviamente se nota que ha estado una mujer dirigiendo el film y la escritora guiando cada momento. Pero, ¿escandalosa? En algunos países han censurado veinte minutos de la cinta por exponer sexo explícito y viendo la versión completa, me he quedado con las ganas de ver ese sexo explícito del que hablan. Es más, me ha llegado a resultar hasta light. ¿Eso es un cuarto rojo de juegos? Parecía un establo con tanta fusta y correas. Aunque las vistas de la casa toda acristalada, ese chófer, esa colección de coches, el Charlie Tango en la azotea… ¿No será que la pequeña e ingenua Anastasia ha quedado anonadada e intimidada por esa fastuosa imagen del Sr. Grey? Querida amiga, era obvio que un hombre que parece tan maravilloso e intimidante tuviera sus sombras. La banda sonora no me ha defraudado y esa nueva versión de Beyoncé y su Crazy in Love es sin duda, el último azote de la velada, ese que te deja con ganas de más, a la espera del siguiente.

Si de algo ha sido este inesperado éxito es para que muchas mujeres se revelen y quieran darle una vuelta de tuerca a su sexualidad. Pero sinceramente, ¿estaríais dispuestas a dejar que os amordace y os suspenda del suelo un hombre cualquiera, por muy pareja vuestra que fuera? Y me refiero exactamente a que os haga todas y cada una de las cosas y usen con vosotras todas y cada una de las cosas que suspenden o quedan expuestas en la casa de Grey.

Si el Sr. Grey hubiera sido el Sr. Martínez con su hipoteca normal, un coche estándar y un trabajo basado en estar todo el día pegado delante del ordenador, la cosa hubiera sido muy diferente. Pero, ¿un millonario joven y guapo? Es ahí el kit de la cuestión. Muchas se han empezado a interesar por esas prácticas, sin caer en la cuenta que no las puede hacer cualquiera, que hacer un nudo bien hecho requiere su tiempo y su práctica y que no todos los cuerpos ni todas las mentes soportan ese grado de tortura. Que un azote o un tirón del pelo (que también tiene su truco) puede ser una pizca de chispa a la rutina conyugal, pero el bondage…

Los sex shop son ahora un negocio en auge. Los antifaces son ahora un éxito, las fustas cortas, y las esposas. Si queréis ver un poco más de este mundo, os recomiendo que visitéis el museo erótico en Barcelona, justo enfrente del Mercat de Sant Josep. Esa habitación y esas vitrinas, os van a gustar y os van a llamar la atención. El látex también es muy usado en ese mundillo y las pinzas… Si queréis investigar un poco más, internet se abre a un mundo de posibilidades. Eso sí, no os quedéis solo con vuestra  poderosa imaginación, o lo que hayáis visto en la película. ¿Quieres saber si de verdad te gusta el BSDM? ¿El HardCore más fuerte en el sexo? Entonces a lo mejor cambias de opinión. O no. Y entonces quieres convertirte en una buena sumisa. O te cambias al bando de las amas y dominatrix.

Sea como fuera, muchas de las mujeres que han visto la película aunque les haya gustado y estén (y yo me incluyo entre ellas) dispuestas a ver las otras dos partes, siempre vemos, además, algo más allá y nos queremos quedar con la parte bonita: con esos paseos en helicóptero privado, en esos regalos, en que un hombre de una alta posición social diga que le hemos cambiado su mundo.

¿Tendrán que ponerse los hombres las pilas? A lo mejor, a muchos de ellos, les de ahora por coleccionar corbatas. O a nosotras por regalarles a ellos algunas otras cuantas…

Complacer, es un término muy amplio y lleno de matices, tantos como los que estemos dispuestos a soportar o a aguantar. Pero, ¿Cuál es el límite? ¿Cómo saber hasta dónde se está dispuesta a llegar si no sabemos dónde comienza y dónde termina el placer? ¿Dónde el dolor se convierte en placer? Quizás hay líneas que no deberíamos traspasar. Porque quizás, descubras una parte de ti que no sabías que existía. O una parte que has tenido reprimida, salga a la luz. Lo mismo descubres que tu tienes más claros que sombras. O descubras que esas mismas sombras, te guían a otras luces más allá de las que lo límites morales permiten.

Ya sabes. Olvida tus inhibiciones. A partir de ahora, el placer es la única regla. Palabra de Grey.

 

 BDSM.com

La comunidad Bondage mas grande del mundo – Solteros, parejas e intercambios de pareja interesados en Bondage cerca de ti