Sexo oral perfecto, en la posición perfecta

Las artes orales también necesitan también necesitan posturas para explotar tu potencial amatorio. Puede convertirse en un preámbulo espectacular para un gran round, así como un juego súper interesante después de la penetración, entre rounds o, ¿por qué no?, dedicarle una sesión exclusiva. Tú eliges.

Sexo oral perfecto, en la posición perfecta

El mini manual del sexo oral

Salvo la muy conocida postura del 69, la mayoría de las posiciones no permiten que ambos den placer oral al otro de manera simultánea. Así que dividiremos este mini manual en posiciones para darle sexo oral a él y las que él puede tomar para ella.

Ella a él

1. Abrazo pélvico

La más simple y que te permite dar estímulos orales largos sin cansarte.
Siéntate en el borde de la cama y pídele que se ponga de pie frente a ti. Abraza su cadera.

Toma su cadera con ambas manos y deslízalas hacia sus pompis, en una caricia larga y después regálale un ligero apretón justo antes de comenzar a dar las caricias orales.

Trucos que acompañan a tu boca:

• Con tus pulgares presiona ambos huesos de su pelvis en masajes circulares.

• Desliza tus manos hacia abajo y de regreso permite que tus pulgares rocen ligeramente el borde de sus testículos. Le encantará.

• Echa un poco hacia atrás tu cabeza y de vez en cuando lánzale una mirada. Verte a los ojos en tanto le das sexo oral, lo mega excitará.

2. La flecha

Él debe recostarse por completo con la cadera sobre un par de almohadas y abrir las piernas al ancho de tu cuerpo. Tú te recostarás totalmente horizontal sosteniendo tus codos en la cama a cada lado de sus muslos internos o entrepierna. O sea, sus piernas serán la punta de la flecha y tu cuerpo, el astil.

Trucos que acompañan a tu boca:

• Tu boca llevará el ritmo pero dada la libertad de su pelvis, él puede contribuir.

• Al tener su pelvis un poco elevada, tendrás libertad para mover tus manos. No olvides masajear.

• Su pene tendrá que flexionarse un poco hacia abajo dada la posición de tu boca, así que trátalo con delicadeza.

• Esta posición te permite estimular su glande más que nada. Es decir no será tanto un juego de profundidad en tu boca sino de artes linguales.

Él a ella

1. La V invertida

Pídele que se hinque con las piernas separadas a cada lado de tus mejillas. Coloca tu cabeza en una almohada que le dé buen soporte y comodidad a sus rodillas. Baja su pelvis poco a poco hasta que su vulva quede a la altura perfecta para recibir las caricias y ligeras succiones de tu boca.

Trucos que acompañan su boca:

• Ella debe sostenerse con las manos de la pared o la cabecera lo cual te permitirá crear ritmos y profundidades a su gusto.

• Recarga ligeramente su cadera en tu pecho para evitar presionar demasiado sus piernas.

2. Borderliners

Dependiendo de su estatura deberás sentarse o hincarse sobre cojines o una almohada en el piso justo al borde de la cama, donde ella estará hincada con las piernas separadas. Echa hacia adelante su pelvis lo más que puedas, liberando por completo sus genitales. Ella de soportar su peso en las palmas de sus manos sobre la cama y echar hacia atrás la cabeza. Esta posición genera presión en la zona G y se envía tanta energía a esta área que el orgasmo llegará pronto.

Fuente elsyreyes.com