Usa ‘bien’ los dedos en el sexo

Considera estos consejillos para que tanto tu pareja como tú sientan el poderío de unos dedos de seda…

dedos

Toma nota
  • Para no lastimarse, deberán tener sus uñas debidamente cortadas y limadas.
  • Usen lubricante para que las caricias sean aún más “sexoriales”.
  • La posición en que lo hagan debe ser cómoda y relajada, busquen una donde ambos se sientan a gusto, así los movimientos y las caricias fluirán por sí solas.
  • Empleen muuucho lubricante, la resbalosa experiencia los llevará a las estrellas, téngalo por seguro.
  • Los movimientos de los dedos deben ser vibratorios o tan delicados como si acariciara los pétalos de una rosa, pero una vez que te acerques al orgasmo o que él lo haga, los toqueteos deben ser más firmes –no fuertes, eso es otra cosa.
  • Si prefieres una forma de caricias específicas dile algo así como: “Me gustaría que presiones al contrario”, nunca debes decirle: “Así no me gusta”, de esta forma sólo echarás a perder el momento y difícilmente podrán continuar.
  • No sólo con los dedos de las manos puede llevarte a un orgasmo, mientras él te besa y acaricia podría utilizar uno de los dedos gordos de su pie para juguetear cerca de tu vulva o incluso introducirlo en tu vagina (previo aseo) y acariciar tu botón orgásmico.
  • Pídele que recorra desde tu perineo hasta el clítoris con sus dedos, de hecho, si introduce un dedo en tu ano, la sensación podría ser aún más satisfactoria.
  • El que haga uso de sus dedos deberá vendarle los ojos al otro, de esta forma quien sea el receptor del placer se concentrará sólo en sentir, en sus propias sensaciones. ¡Será más fácil encontrar la gran O!
  • Una de las ventajas de tener sexo sólo con los dedos es que éstos son más flexibles que un pene -¿o no?-, por lo mismo, se mueven más y con ellos alcanzar tu punto máximo de placer será pan comido. Pídele a tu galán que una vez que los suyos estén dentro de tu vagina los mueva de adentro hacia fuera, que los giré o los doble de la punta; la estimulación que reciba la vagina será muy diferente a lo que has probado hasta el momento.
  • Si lo deseas puedes ayudarle a tu chico, o viceversa, a que sus dedos te lleven al clímax interviniendo con los tuyos, puedes ayudar separando tus labios vaginales, tomando el capuchón de tu clítoris o acariciándote, ¡imagínate qué escena tan provocadora!
  • En las sex shops venden fundas para dedos, algunas hasta funcionan como vibrador, otras cumplen una función parecida a la de las fundas para pene pues tienen texturas, ya sean rugosidades o protuberancias, que te enloquecerán de placer. ¡Pruébalas, hay varios modelos y hasta con vibración!
  • Y por último, un dedo que se usa para estimular el ano nunca debe ser usado después para estimular la vulva y vagina debido a las bacterias presentes en el recto.
Ahora sí que manos en la obra, ¡ya!