Pregunta del día: ¿El intercambio de parejas es sano mentalmente?

Cuando se trata de prácticas para mejorar la vida sexual hay cada vez más opciones, una de ellas es el intercambio de parejas. Pero pese a la apertura, una de las preguntas más frecuentes es si esto es sano mentalmente.

El intercambio de parejas no es bueno o malo, ni mejor que la monogamia. Las personas son diferentes, con distintas necesidades tanto emocionales como sexuales”, afirma Seth Meyers, psicólogo clínico miembro del L.A. County Department of Mental Health.

Tanto de las parejas monógamas como de las swingers se pueden definir características, por ejemplo estas últimas están a menudo profundamente enamoradas y conectadas con sus compañeros, es solo que no valoran el sexo de la misma manera que sus contrapartes.

Una de las características distintivas que con mi experiencia clínica he visto en las parejas que hacen intercambio es que tienen menos miedo (de experimentar y ser flexibles en el sexo) que las personas monógamas. Lo que es más, engañan menos”, agrega Meyers.

Si se considera que las parejas monógamas a menudo buscan en otros la satisfacción sexual que no encuentran en su relación actual, lo que además los hace hipócritas porque lo ocultan, quizá podríamos decir que para quienes son swingers hay una paz mental por no tener que engañar.

Para que el intercambio de parejas sea sano, tanto física como mentalmente, uno de los puntos más importantes es hacerlo con seguridad. Tener un enfoque flexible para el sexo es una cosa y ponerse en grave peligro es otras, asevera el experto.

Es por ello que te compartimos el siguiente video en donde Elsy Reyes, sexóloga de Salud180, te comparte las reglas para que debes implementar para hacer un trio o compartir a tu pareja.

Por su parte un estudio de la Universidad de Balermino señala que 60% de los participantes que intercambian parejas aseguraron ser más felices con su relación y que incluso esta mejoró.

Fuente salud180.com