Los horarios de las relaciones enfrentan a hombres y mujeres

Los estudios demuestran que hombres y mujeres no coincidimos en horarios para tener sexo. Al menos no en definir cuál es el horario perfecto.

reloj

Las relaciones de pareja deben basarse en un entendimiento mutuo y en una manera de ver la vida al menos complementaria sino parecida. Sin embargo, en lo que se refiere a relaciones sexuales parece que las parejas están condenadas a ceder ante el otro porque hombres y mujeres, por naturaleza, no entendemos bien los horarios del sexo del otro. De hecho, mientras que ellos están en su punto más álgido de deseo por la mañana temprano, nosotras tenemos nuestro punto más elevado justo a la noche, a la hora de irse a dormir. Es decir, al final, es una cuestión de que cada uno ceda para encontrar el equilibrio perfecto.

El último estudio que se ha llevado a cabo al respecto viene a dejar todavía más claro la sospecha de la mayoría de los científicos. Es como si las hormonas que controlan el comportamiento sexual de hombres y mujeres estuviesen enfrentadas entre sí de tal manera que nunca se ponen de acuerdo en los horarios. De hecho, la compatibilidad sexual ha sido un problema para muchas personas que se encontraban conociendo a otras personas de distinto sexo. Y en eso sí que parece que todos lo sufrimos por igual. De hecho, según este estudio, un 68% de mujeres y un 63% de hombres aseguran haber tenido una relación con esta problemática.

Los cambios durante el día

A la hora de adaptarnos para encontrar momentos de conveniencia en esta locura de horarios sexuales, lo cierto es que ellos lo tienen mucho más fácil. Y quizás por eso en el estudio se demuestra que son muchas las mujeres que reconocen que sus parejas se adaptan a sus ritmos. De hecho, mientras las mujeres sufren muchos más cambios relacionados con su deseo sexual regidas por los ciclos menstruales, ellos viven en casi un continúo sube y baja. Los científicos calculan que los hombres tienen cambios que varían su deseo sexual cada 90 minutos. Pero por las mañanas, el aumento del deseo sexual acompañado de la erección más que conocida, es lo que hace que para ellos esa sea la hora perfecta para tener relaciones.

El deseo sexual de los hombres aumenta entre un 25% y un 50% a primera hora de la mañana. Nada más levantarse. Por el contrario, a esta hora del día, las mujeres tienen el punto más bajo de deseo. Es cierto que el deseo se hace, y que los preliminares pueden ayudar mucho, pero también lo es que esa extraña actitud natural de ellos da lugar a muchos chistes relacionados con los horarios del sexo. Así, es común que en monólogos feministas se haga referencia al hecho de que ellos madruguen para tener sexo, mientras que ellas prefieren trasnochar.

La hora de la siesta

Aunque todo parecía condenarnos a no ponernos de acuerdo sobre cuándo era la mejor hora para mantener relaciones, el estudio deja claro que sí hay un momento del día en el que ambos sexos enfrentan la acción con las mismas ganas. Ésa es la hora de la siesta. Tanto hombres como mujeres reconocen que es un momento perfecto, de hecho, el segundo mejor momento para practicar el coito. Aunque ellas sigan queriendo dejarlo para la noche y ellos adelantarlo a la mañana, si no hay acuerdos al respecto, ambos quieren pasarlo a este horario de tarde.

Aunque podría parecer que esto es solo una costumbre cultural española, ya que somos uno de los europeos a los que más gusta esa práctica de dormir justo después de comer, los expertos explican que hay más razones para que hombres y mujeres estén tan de acuerdo en este horario. El sexo fomenta la energía y da una sensación placentera después de tenerlo y eso hace que, justo después de la siesta, cuando hemos ya descansado, encontremos nuevas ganas de volver al trabajo y enfrentarnos a la jornada que aún nos queda por delante.

Está claro que el organismo de hombres y mujeres, de forma natural, va a marcar diferencias de comportamiento en casi todos los campos, el sexual incluido. Sin embargo, eso no quiere decir nada más que hay que llegar a acuerdos y pensar que a veces uno se saldrá con la suya, y en otras ocasiones, le tocará ceder al otro. Las relaciones de pareja son así, y desde el momento en el que el sexo forma una parte fundamental de ellas, se guían por las mismas reglas. ¿Has tenido algún problema relacionado con la poca compatibilidad de horarios perfectos para tener sexo con alguna de tus parejas?

Fuente centromujer.es