Erotismo con más candela

El concepto idílico de hacer el amor a muchos impide entregarse al lúdico y carnal arte tener sexo con todas sus letras. Pongámosle candela al tierno momento.1093

1. Perspectivas de ‘puerta trasera’

El ano se ha exiliado del acto amoroso. Cultura y religión lo demonizan.
Integrar estímulos anales durante el coito insta al orgasmo. Desde caricias circulares hasta ligeras introducciones de una o dos falanges bien lubricadas.
La penetración a través de esta zona requiere preparación, masaje, dilatación y mucho lubricante con base de silicona, prueben en definitiva con Soft Lube Xtreme®.

2. Spanking

Castigo dulce. Unas palmadas suaves pero firmes en sus nalgas dan una atmósfera de salvajismo seductor. Además ayudan a controlar el deseo eyaculatorio en ellos.

3. Átense

Atar manos, sostener la pelvis de una mujer con un lazo mientras se penetra, inmovilizar, vendar los ojos, cortar (ligeramente) el aire con una seda al cuello durante el vaivén. También se puede mostrar dulzura con un poco de nudos. Evita el dolor, se trata de amar.

4. Dominación y Sumisión (D&S)

Crea tu juego. No necesitas amordazar, látigos y sangre. Es una actitud. Turnen los roles. El amo dominará a su servil tanto como ambos deseen. Solicítense fantasías visuales o de ejecución física. La sensación de ser sometido, seducido, despierta nuestra capacidad de suprimir límites heredados del miedo al propio cuerpo; de la creencia inconsciente de que no merecemos disfrutar. Se vale disfrazarse de enfermera, bombero, etc.

5. Masturbación compartida

Manipular los propios genitales a la vista del otro le da una guía de los puntos y la estrategia que prefieres. Un espectáculo excitante. Y tener, de nuevo a la mano Soft Lube Xtreme®, es la mejor idea. Dejen que sus manos se deslicen por donde quieran.

6. Juega

Compren un Sico Ring® y dejen que sus vibraciones le den un toque mucho más interesante a sus penetraciones. Para ambos las sensaciones se exacerbarán.

7. Dirty Talk y gemidos

Díselo jadeando. Nunca viene mal una charla explícita durante el sexo donde se den indicaciones literales con tanta boca sucia como su mente permita (dentro de sus límites de respeto).

Y…
¡Por favor! Varíen las posiciones.

 

 

Fuente elsyreyes.com