julio 06

Etiquetas

¿Por qué se endurecen los pezones?

Descubre por qué se ponen duros en los momentos menos atinados

Jennifer Aniston

¿Por qué le pasa esto a los pezones?

Las aureolas tienen células musculares muy suaves dentro de ellas que se contraen cuando las estimulamos.

Estas células responden a diferentes factores, desde la estimulación manual hasta el clima, por eso los pezones se ponen duros en momentos aparentemente aleatorios pero siempre están relacionadas con la estimulación directa, como la que se da por la ropa o cuando chocas con alguien que trae algo duro en su cuerpo.

¿Señal de exitación?

Lo primero que debemos saber es que no todas las mujeres experimentan una erección de pezones cuando están excitadas, así que si nunca te ha pasado no te preocupes, es muy normal. Sólo quiere decir que las células en tus aureolas no son tan sensibles y no pasa nada.

La mayoría de las mujeres sí responden ante este tipo de estímulo, sobre todo si se aplica contacto manual o con la boca. Lo interesante es que, cuando se estimulan estas células se enciende en el cerebro las mismas zonas que se encienden cuando hay estimulación genital, de ahí que se puedan tener orgasmos sólo con la estimulación de los senos.

Cambios de clima

Otro de los factores más notorios de la dureza de los pezones es el frío, desde una leve brisa hasta el frío de -0. Esto se debe al reflejo pilomotor, un reflejo que conservamos los humanos de cuando estábamos cubiertos de pelo.

Sí… para que luego no nos sintamos tan evolucionados… Lo que hace este reflejo es que retrae las pequeñísimas fibras musculares conectadas a los folículos pilosos haciendo que los vellos se erijan para tratar de conservar el calor en nuestra piel.

Un reflejo muy necesario para los animales cubiertos de pelo… Para nosotros sólo se traduce en un escalofrío, ese segundo en el que los vellitos se paran y sientes un poco de frío. Cuando esto pasa los pequeños músculos de nuestros pezones (en específico los que están en la glándula de Montgomery) se erigen haciendo parecer que todo el pezón está duro.

Otra cosa interesante es que a los hombres también les pasa, sólo que por su anatomía es más difícil notarlo. Los nuestros suelen sobresalir, sobre todo si tenemos un bra delgado o una blusa muy delgada.

Fuente actitudfem.com