Sexualidad y el Informe Kinsey

155

Una imágen del Dr. Kinsey en los años de su controversial informe sobre sexualidad

Alfred C. Kinsey nació en Hoboken, New Jersey, en 1894; se graduó como zoólogo, especializado entomología— en las universidades Bowdoin y Harvard. Realizó estudios sobre el apareamiento de los animales (especies de insectos).

En la Universidad de Indiana, en 1938, obtuvo un permiso para dar un curso titulado “Matrimonio”, al que asistieron unos 100 estudiantes, la mayoría mujeres casadas, o en vías de hacerlo. El curso tuvo mucho éxito y por ello Kinsey expresó abiertamente que había llegado el momento de abandonar la represión que caracterizó la era victoriana y plantear (discutir) con honestidad todo lo concerniente al sexo. Sus ideas fueron muy revolucionarias para su época, pues apoyaba la libertad de ambos sexos y aceptaba como parte de una vida saludable todo tipo de relaciones sexuales entre adultos que así lo hubieran acordado (consensuadas).

Kinsey comprobó que existían pocos estudios confiables sobre la conducta sexual de los humanos. La mayoría muy sesgados y parcializados; o se basaban en estudios en base a muy pocos pacientes. Entonces, decidió realizar sus propias investigaciones, logrando, con el apoyo de sus colaboradores, documentar más de 20 mil testimonios sobre sexualidad, partiendo de múltiples entrevistas anónimas, que indagaban sobre diversos temas.

Desde 1941 hasta 1954, el estudio y análisis original de Kinsey obtuvo apoyo financiero del Consejo Nacional de Investigación, creado por la Fundación Rockefeller. En 1947, con el fin de garantizar la confidencialidad total de los sujetos entrevistados y contar con una sede permanente, en la que fuera posible custodiar, ordenar y consultar las entrevistas y otras investigaciones del equipo del Dr. Kinsey, se fundó un instituto que funciona afiliado a la Universidad de Indiana, que actualmente se conoce como Instituto Kinsey (Kinsey Institute for Sex Research).

Las conclusiones de las entrevistas y encuestas dieron como resultado del estudio científico la publicación de 2 libros:

Comportamiento sexual del hombre (1948) y Comportamiento sexual de la mujer (1953).

Estas publicaciones sacaron a la luz, comportamientos desconocidos que se habían mantenido en la intimidad de las alcobas, de los que no hablaba ni la sociedad, ni la comunidad científica. Algunos de los temas (mitos) que ayudó a desenterrar son:

  • La masturbación masculina
  • La masturbación femenina
  • La Homosexualidad
  • La Bisexualidad
  • La Iniciación sexual.

Aún hoy, el informe Kinsey es causante de grandes controversias, principalmente por el acceso a la información, la forma de seleccionar los entrevistados y lo que se refiere al comportamiento sexual en niños.

Marcos Pérez Briñez
mperezbriez2@gmail.com