España es el país más infiel de Europa

Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Murcia, Alicante, Bilbao, Málaga, Zaragoza y palma de Mallorca son las ciudades más infieles de España y el país ibérico también ostenta el dudoso honor de ser el país más infiel de Europa. Además ocupa el cuarto lugar a nivel mundial, en lo que a “cuernos” se refiere; por detrás de USA, Canadá y Brasil.

si-una-persona-ha-sufrido-infidelidad-600x394

Ashley Madison, un portal web para infieles (proporciona y facilita contactos extramatrimoniales) fue la encargada de suministrar estos datos, en la persona de Noel Biderman, quien también es presidente de Avid Life Media, un conglomerado empresarial al que pertenece el sitio “infiel”. Es una página de contactos, donde personas de cualquier sexo pueden conseguir con quien ser infiel a un precio que le ha proporcionado a Biderman un sustancioso y muy productivo negocio.

“En España entramos en mayo del 2011 y la acogida que recibimos superó con creces nuestras expectativas. Tenemos ya 1.100.000 usuarios en este país, cifra bastante sorprendente si tenemos en cuenta que Brasil, que es mucho más grande, cuenta solo con unos pocos más: 1.200.000 clientes “acota Christopher Kraemer, director de comunicación en Europa de Avid Life Media.

Según estos planteamientos, cuantas más normas religiosas o sociales existen en la sociedad de un país, más ganas tiene la gente de romper esas reglas y esas normas y hacer lo que está más prohibido. En Occidente han tenido mayor éxito en los lugares más conservadores, como USA o Suiza; o con muy fuerte tradición religiosa como España o América Latina.

La seguridad es uno de los puntos clave de la empresa y a pesar de rumores de que su base de datos ha sido hackeada, la afluencia de personas que buscan una aventura no se ha detenido. Al respecto uno de sus voceros, para tranquilidad de sus clientes, aclara:

“No disponemos de datos personales de nuestros clientes. En nuestros 11 años de vida —la web se creó en el 2002 en Canadá— ha habido intentos de entrar en nuestro sistema pero nunca lo han conseguido porque cuidamos mucho los protocolos de seguridad, aunque realmente no se puede acceder a datos porque, simplemente, no los tenemos. No pedimos ni el nombre ni la dirección ni el teléfono. Hay un “botón de pánico” que se usa si estás en casa o en el trabajo y de repente alguien viene y no quieres que sepa lo que estás viendo, entonces utilizas esta opción y sale otra página totalmente inocua. Tenemos también la versión de móvil de la web, que lo utilizan entre un 20 y un 25% de los usuarios, dependiendo del país, y una aplicación para IPhone y Android que se puede bloquear con un numero pin para que tu pareja no pueda espiarte”.

@sexlecciones