La Masturbación y el Corn Flakes de Kellogg´s

El Corn Flakes de Kellogg’s fue creado por John Harvey Kellogg, médico y furibundo creyente de la religión Adventista, este señor tenía la insólita teoría de que la masturbación causaba epilepsia, atrofias, acné y artrosis, entre otras muchas enfermedades, esto lo llevó a hacerse un fanático de las campañas anti-masturbación, con una posición totalmente en contra de esta práctica inevitable y milenaria.

1038803_1

El Sanatorio Battle Creek era su centro de operaciones y en él se desempeñó por muchos años como director y factótum, desarrollando una teoría, que aún hoy provoca risa y estupor, por lo descabellado de su planteamiento. Según este médico, el deseo de masturbarse estaba asociado con la alimentación, pues esta actividad se hacía cada vez más frecuente en una sociedad donde la mayoría de los alimentos que se consumían eran de producción animal y este defensor del vegetarianismo, ponía muchísima atención en la dieta diaria de sus pacientes. En 1906, fundó lo que, a futuro, llegaría a ser la Kellogg’s, iniciando así la producción de estos cereales bajo la idea de que “comer puro, te hará puro” y por lo tanto, comer este tipo de alimentos, eliminaría el deseo de masturbarse y de alguna manera alejaría al pecador de los placeres sexuales.

Este médico estaba tan obsesionado y convencido (vale decir enloquecido)de que el placer sexual era pecado, que nunca tuvo relaciones sexuales o matrimoniales con su esposa, en 40 años de “supuesto feliz” matrimonio y “el colmo de los colmos” aconsejaba a sus pacientes femeninas que se quemaran el clítoris con acido para reducir los impulsos sexuales, alejándose del pecado y su recomendación para los hombres: que enhebraran un hilo de plata en el prepucio del miembro, para así evitar las erecciones.

Al parecer, lo único coherente y saludable que legó de su obsesiva vida, fue este delicioso y saludable alimento (especie de snack) que además es práctico y rápido cuando quieres saciar inmediatamente tu apetito. Pues si de sus recomendaciones médicas se trata, la especie humana estaría casi en extinción, debido a las mínimas tasas de natalidad que hubieran logrado sus insólitas recomendaciones.

Marcos Perez

@sexlecciones