SMSM: hombres hetero que se acuestan con otros hombres

La Universidad de Nueva York auspició un estudio sobre la discordancia entre comportamiento sexual e identidad sexual, realizado por eminentes investigadores.

130007_tumblr_n4yjsxWVBU1shqf1go1_500

 Uno de los resultados más sorprendentes es que, se halló que 131 hombres, de un rango de 2.898 analizados admitieron tener relaciones con hombres, pese a definirse como heterosexuales. Ellos representan un 3,5% de la población. Esto fue hace nueve años y recién ahora los médicos emplean las siglas HSH para referirse al conjunto de hombres (heteros o gays) que tienen sexo con hombres. Pero, más recientemente se ha acuñado otro término más preciso para definir a este grupo: SMSM (straight men who have sex with other men) que se traduce como hombres hetero que tienen sexo con otros hombres.

La profesora Jane Ward, de la Universidad de California, publicó recientemente el libro: “No gay: sexo entre hombres blancos heterosexuales” (Not gay: sex between White straight men) donde -para sorpresa de muchos- hacía este planteamiento: una chica hetero puede besar a otra chica, e incluso gustarle hacerlo y aun así se la sigue considerando hetero e incluso su novio puede animarla.

Pero, ¿es normal en los hombres experimentar esa fluidez sexual? ¿O besar a otro hombre significa que son gays? La autora del polémico libro, cree que estamos ante un nuevo modelo de heterosexualidad que no se define como lo opuesto o la ausencia de homosexualidad. “La educación de los hombres ha sido bastante homofóbica. Se les ha hecho creer que es antinatural tener esos impulsos hacia otros hombres”, explica Joan Vílchez, otra especialista del tema.

Los analistas aseguran que estos “nuevos” heterosexuales han podido sentir estos impulsos en el pasado y no se han atrevido a dar el paso. “Luego llegan circunstancias de la vida que se lo ponen ahí en bandeja y deciden vivirlo, pero eso les genera un conflicto porque, por una parte les proporciona placer, pero por otra, amenaza un poco su imagen y status genérico: ‘¿Soy o no soy?’, se preguntan”, comenta con más detalle, Vílchez.

También pueden sentirse confundidos, los hombres que llegan al SMSM por la carencia de una figura paterna en su infancia: “A veces, para reforzar su masculinidad, se integran en actividades muy masculinas como el fútbol y simultáneamente tienen contactos sexuales con otros hombres, aunque lo que buscan es sobre todo comprensión”, agrega la Dra. Vílchez. Los psicólogos están de acuerdo en que su intervención no es necesaria, siempre que estas experiencias no provoquen un conflicto en el hombre.

@sexlecciones