El semen español es de exportación

El Departamento de Crecimiento y Reproducción de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, destacó que entre 1940 y 1990 la calidad de semen ha descendido hasta niveles alarmantes.

Por otro lado España comenzó a exportar semen a Portugal, debido a la falta de donantes lusitanos. E Inglaterra -al parecer- también está interesada. España también se ha visto beneficiada por sus leyes, que permiten y aprueban la inseminación de madres solteras y parejas homosexuales; por lo que arriban al país ibérico franceses e italianos en busca del famoso ADN español.

Semen2-felix-moronta1

The Wall Street Journal reveló que es un lucrativo negocio, que genera cada año más de 100 millones de euros, con evidente tendencia a aumentar. Trabajos científicos publicados alrededor del mundo, señalan que de 113 millones de espermatozoides por mililitro, esta cifra ha bajado a 66 millones, casi la mitad. Y el portal especializado Human Reproduction confirma estas alarmantes cifras, desde 1989 a 2005, los espermatozoides han bajado a 49 millones.

La Organización Mundial de la Salud publica un manual de normalidad referente a las cantidades de espermatozoides”, declara el Dr. Ferrán García José, director del departamento de Andrología del Institut Marqués de Barcelona, “y el mínimo normal está establecido en unos 15 millones. Pero sí, es verdad, las cifras están descendiendo.” Las causas son muchas: el tabaco, el alcohol, la ropa ajustada y la práctica de algunos deportes, como el ciclismo, que ejercen presión en los testículos.

“En los países industrializados”, acota García José, “la baja calidad del esperma se debe también a los xenoestrógenos (compuestos creados por el ser humano que, sin ser hormonas, actúan como si lo fueran). Están en todos los sitios, en los alimentos, el maquillaje, las bebidas, un aerosol… Es una parte del tributo de la modernidad. Mientras tanto, en los países subdesarrollados, insecticidas que se usan indiscriminadamente, como el DDT, también afectan a la fertilidad masculina”.

Italia y Francia tienen políticas muy limitantes para inseminar a parejas homosexuales, en España es mucho más fácil. De allí que ciudadanos de estos países, acudan a España con el objetivo de convertirse en padres. En Israel, la prohibición es de recibir semen de los países musulmanes. Y el anonimato es otra de las variables a superar. Muchos países han derogado la ley que garantizaba el anonimato de los donantes (Inglaterra y Canadá, por nombrar 2) ha hecho que la tasa de donantes baje y comience a importarse materia prima de otros países, y el liderazgo lo lleva España.

Por: Marcos Perez

Fuente: quo.es