Sexualidad y sensualidad en los juguetes eróticos

La cultura sexual de Occidente tiene una larga historia en el uso de objetos para el disfrute sexual, y aunque inicialmente en Oriente fueron creados para satisfacer, sobre todo a la mujer solitaria; en la actualidad son muchas las parejas que aumentan su placer utilizando durante sus experiencias sexuales consoladores, vibradores y otros muy imaginativos complementos, según asevera un especialista de http://www.sensualplanet.es/ y aseguran que con ellos se puede dar total rienda suelta a las fantasías, iniciar nuevas y creativas formas de deleite y aprender a desinhibirte, compartiendo y despertando el morbo sexual. Les describimos algunos de los más utilizados:

bolas-anales-para-dilatacion-juguetes-para-adultos-eroticos-16210-MLU20116422921_062014-F

PERLAS TAILANDESAS: es otro complemento de excitación anal, que se presentan enhebrados en un cordón rígido o flexible, en una cantidad de 3 a 5 esferas o más. Al ir estirando el cordón que las une, dilatan la cavidad anal y a la vez producen intensas sensaciones y estímulos. Si en el momento de la penetración, el se las introduce a ella en el ano, se multiplicara el placer y el morbo.

BOLAS CHINAS: son uno de los juguetes sexuales más conocidos. Son dos esferas con un diámetro que oscila desde 0,5 centímetro hasta casi los 3 cms.; y van ensartadas en un hilo o cordón, de forma que se pueden ir introduciendo de una en una, sirviendo a su vez, dicho cordón para retirarlas, lenta o rápidamente, según la sensación que desea la persona experimentar.

BOLAS VIBRATORIAS: es otra versión que tiene un mando para accionarla y a la vez unir dos bolas equidistantes; pudiendo ser utilizada por la mujer para auto erotizarse, estimulando a la vez el ano y la vagina; o ser compartida para excitar -al mismo tiempo- la zona anal de ambos, o colocársela ella en la vagina y él en el ano.
PENES ANALES: ideados por los orientales, y a diferencia de los consoladores convencionales, no terminan con la punta en forma de glande y son de menor tamaño y grosor. Los hay con o sin efecto vibratorio y son muy apreciados por los que desean iniciarse por este intenso camino de placer.

CONSOLADORES: son conocidos desde épocas inmemoriales y ofrecen la más sofisticada gama de modelos: penes de diversos tamaños, colores, texturas, formas y sabores; algunos incluyen los testículos y en ocasiones con el tronco ornamentado con rugosidades para estimular las paredes vaginales. Hay versiones huecas para ser llenadas de agua u otros líquidos a la temperatura que se desee y ofrecen un valor añadido, pues eyaculan si se los oprime. Cuando estos juguetes eróticos incorporan baterías o pilas se llaman vibradoras. Son muy usados por las mujeres para lograr el placer en solitario y por las parejas para multiplicar el placer y modificar los juegos sexuales.

ANILLO CLITORIANO: consiste en un aro de goma o látex que se ajusta alrededor de la base del pene y posee una textura rugosa a su alrededor o prolongaciones similares a un cepillo, para estimular el clítoris cuando la penetración es profunda y a la vez prolonga la erección después de la eyaculación.

PIERCING: su uso se remonta al pasado, por tribus asiáticas, africanas e indígenas, utilizados en ceremonias donde penetraban el cuerpo con elementos de hueso, marfil, metal, madera o piedra. Actualmente son colocados como accesorios eróticos, en el pene, los pezones, el ombligo, el clítoris o los labios vaginales; proporcionando percepciones muy sensuales tanto en el que lo lleva como en la pareja.

Este tipo de accesorios se deben conservar siempre en condiciones extremadamente higiénicas y de asepsia. Es muy importante nunca forzar su introducción en la vagina o el ano.

@sexlecciones