La sumisión sexual más allá de Las 50 Sombras de Grey

E.L. James y su novela erótica “Las 50 Sombras de Grey “no plantearon nada nuevo en cuanto a experiencias sexuales diferentes se refiere. La llamada “pornografía para señoras” que representa el libro y la película inspirada en él, solo son la punta del iceberg en cuanto a esta tendencia, que cada vez tiene más adeptos que se suman a un juego de roles –consensuado- y que da pie a desarrollar las más sofisticadas y a veces insólitas fantasías.

bdsm
Definido por los especialistas y sexólogos como un juego consensuado entre adultos, donde el placer esta en no ser dueño de sí mismo, dejarse llevar por la pareja y perder toda tu voluntad de una forma simulada, de manera que el otro disfrute.

Alessandra Rampolla, reconocida sexóloga comenta: “Los juegos de ataduras, dominancia y sadomasoquismo no tiene nada que ver con los abusos físicos y emocionales sino con la erotización de los juegos de poderes “y advierte que estos juegos de intercambio no son para cualquier pareja, mucho menos para las parejas ocasionales: “Se requiere de una intimidad emocional y una confianza plenas. No es recomendable para relaciones casuales. En una relación estable si es un antídoto para vivir nuevas experiencias”

Ezequiel López Peralta asegura que el sumiso es quien lleva el control –aunque no lo parezca- y recomienda que es muy importante que se acuerden unos límites y una palabra o “código de seguridad” En el momento que el sumiso la pronuncia, el amo o dominante debe detenerse inmediatamente. Nunca, jamás, debe pronunciarse: “No”, “Basta” o “Para” pues estos términos pueden ser parte del juego. Es preferible utilizar palabras o expresiones como “Rojo”. Estos son algunos de los juegos de roles más utilizados:

EL JUEGO DEL ESCLAVO: durante un lapso de tiempo, el que hace de esclavo debe cumplir las órdenes que el amo le dicte, sin caer en degradaciones.

ATAR CON CUERDAS: atar con cuerdas a la pareja, a una cama o algún otro elemento. Se debe suspender el juego a la primera queja de incomodidad o al pronunciar el código de seguridad.

PROSTITUCION DOMESTICA: se elabora una lista de prácticas sexuales que se deben pagar con tareas domésticas

PRIVAR LOS SENTIDOS: impedir ver u oír puede aumentar las sensaciones corporales.

INMOVILIZAR: versiones de atar con cuerdas

AZOTES: Nunca en la parte baja de la espalda. Es recomendable acariciar la parte un rato hasta lograr que la sangre se concentre y aumentar la excitación.
Se vale usar todo tipo de juguetes: esposas, antifaces, látigos, plumas y plumeros, corbatas, pañuelos, collares de perlas y todo tipo de juguete erótico.