La asfixia erótica: Parafilia potencialmente mortal

La asfixia erótica es una experiencia sexual extrema de la que nadie habla.  Cómo se llega a experimentarla  depende de cada persona. Puede ser con una cuerda, con las manos, con una bolsa o con agua; se puede elegir el método según el efecto  deseado.

Hay quienes  se excitan al sentirse dominados con la mano de otro sobre su garganta, otros dicen que la sensación del oxígeno escapando del cerebro aumenta la intensidad del orgasmo y la adrenalina. Para otros el objetivo es desmayarse por completo. Los efectos secundarios nefastos  pueden ir desde un daño cerebral permanente hasta un paro cardíaco. La probabilidad de que esto ocurra aumenta cuando una persona lleva a cabo la práctica sola, lo que se conoce como asfixia auto erótica.

es-sexo-asfixia-erotica

Representantes de las comunidades BDSM y del gremio de la salud sexual afirman que el BDSM incluye la asfixia erótica y otros  juegos de muy alto riesgo. Un especialista del  BDSM en internet  acota: “la asfixia erótica es parte integrante de la comunidad BDSM y no es algo que se discrimine, no es algo que se practique abiertamente en las fiestas de BDSM porque no todo el mundo se siente cómodo con que otros lo practiquen en su presencia”

Otros por el contrario, como Susan Wright afirman que la asfixia erótica “no es BDSM; es un acto que la gente práctica y del cual la gente en la comunidad BDSM conoce muy bien los peligros”. Esta falta de claridad entre los dos lados se ha transformado en un  problema y no beneficia  a los que practican la asfixia erótica a solas “La gente que lo está haciendo a solas ni siquiera es parte de la comunidad reitera”. Y continuó diciendo: “Podrían encontrar amigos con quienes hacerlo y a la vez disminuir —aunque no eliminar— los riesgos implicados”.

Mientras la gente decida sobre su cuerpo y existan los cuartos oscuros en los que se puede experimentar, será difícil que disminuya el número de personas que practican la asfixia erótica. La  responsabilidad que tenemos es tratar de evitar que la gente muera. Lo mejor que se puede hacer es intentar equilibrar la supremacia del porno con información confiable  y objetiva.

Jay Wiseman cree que más información, y no menos, sobre la asfixia erótica es algo bueno: “Me he dado cuenta de que cuando se educa a la gente sobre la gravedad y lo imprevisible de los riesgos, menos personas optan por jugar en esta área, y aquellos que deciden seguir haciéndolo lo hacen con menos frecuencia”.

Asfixiofilia: Los asfixiófilos hallan placer sexual por la asfixia, ya sea viéndola en su pareja o autoproduciéndosela. La mayoría de los asfixiófilos no suelen pasar de un primer grado. Aún así, continúa siendo una práctica muy peligrosa, ya que la falta de oxígeno en el cerebro puede provocar daños irreversibles. La creencia de que la asfixia provoca placer sexual viene de tiempos inmemoriales, aunque las primeras fuentes que la citan se refieren al siglo XVII, cuando los médicos comenzaron a practicarla en pacientes impotentes ante la creencia de que un poco de asfixia reavivaba el miembro viril. Dicha creencia provenía del hecho que los cuerpos sin vida de los reos ahorcados sufrían una erección postmortem muy frecuentemente. Posteriormente se descubriría que esto se debía, simplemente, a los últimos retazos de actividad muscular. Tomado de la seccion Parafilias de Sexlecciones