Llego al mercado el viagra femenino

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó la comercialización de la flibanserina, que se convertirá en la primera píldora en el mercado que incrementa el deseo sexual de la mujer y está a la venta desde el 17 de Octubre en los Estados Unidos bajo la marca comercial conocida como Addyi. Estas pequeñas píldoras de color rosado fueron aprobadas y recomendadas por un panel de especialistas y expertos en la materia, luego de largos estudios que concluyen en el mes de junio pasado.

mujer-horny

“La aprobación brinda a las mujeres consternadas por su bajo deseo sexual una posibilidad de tratamiento aprobado”, asevera la Dra. Janet Woodcock, directora de Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos (CDER) de la FDA, en los Estados Unidos.

Este potenciador sexual femenino modifica 3 sustancias químicas claves para el cerebro, aumenta la dopamina y la norepinefrina y disminuyen la serotonina, lo que incrementa la libido en las mujeres y por ende su deseo sexual. El tan ansiado medicamento, es comercializado por Sprout Pharmaceuticals, esta proyectado para ser administrado a diario, a mujeres pre menopáusicas que sufran un desorden de anorexia sexual, o sea, la pérdida repentina de cualquier deseo de practicar sexo. “La FDA se esfuerza por proteger y promover la salud de las mujeres, y estamos comprometidos a apoyar el desarrollo de tratamientos seguros y eficaces para la disfunción sexual femenina”, añadió la Dra. Woodcock en un comunicado.

El medicamento ha sido objeto de debates y controversias durante varios meses, pues la Organización Nacional para la Mujer y otras asociaciones feministas acusan a la FDA de someter a mayores escrutinios e investigación a este fármaco,  que a las diseñadas para incrementar la libido masculina, como el Viagra y Cialis. El principal atraso en su aprobación han sido los efectos secundarios, que  son posibles desmayos y disminución de la presión arterial, riesgos que se incrementan con el consumo de alcohol y con el uso de otros medicamentos que interfieren con la absorción de Addyi en el organismo femenino.

La FDA rechazó en otras 2 ocasiones anteriores el compuesto, después de que otros paneles de asesoramiento indicaran que había dudas sobre su seguridad, y no les parecía que hubiera pruebas suficientes que demostraran que el fármaco es una ayuda para las mujeres con poco apetito sexual. “El tratamiento con Addyi sólo estará disponible a través de profesionales sanitarios certificados y farmacias certificadas. Los pacientes y los médicos prescriptores deben comprender totalmente los riesgos asociados con el uso de Addyi antes de considerar el tratamiento”, declara terminante la Dra. Woodcock.