Magia de arriba abajo. Prepara el show sexual

Ésta noche será tu debut como coach sexual, tu pareja sólo tiene que dejar agasajarse. Hoy tú llevas el mando. No necesitas llevar nada puesto. Pídele que te espere en la habitación y harás gloriosa entrada.

Foto tomada de la fuente

Acércate y desviste

Utiliza un lenguaje sexy y hazle saber que será tu invitado y lo único que tiene que hacer es disfrutar y no decir una sola palabra; es un juego de silencio y de sentir. Eso permite que se conecten más con las sensaciones y menos con las ideas. Pídele que se siente en el borde de la cama. Desliza tus manos por su ropa, lentamente como si dibujaras las líneas de la tela en su piel. Desabotona, abre cierres y quítale todo menos la ropa interior. Debe ser cadencioso. Recuerda, es el preámbulo. Ahora sí, a aplicar las técnicas.

1. Acaricia su boca con tu cuerpo

– Párate de frente a tu pareja y tómala de la nuca. Besa largo y suavemente. Utiliza tu lengua tanto como desees.
– Ahora pídele que quede inmóvil y sólo abra la boca. Acerca tu cuerpo. Pasa por su boca tus labios, tu cuello, hombros, mejillas, manos, dedos (delinea sus labios). Será como acariciar sus labios con tu piel y él descubrirá una nueva dimensión de sensaciones.

2. Déjate ver

– Pocas cosas los encienden tanto como verte deslizando tus manos por tu cuerpo. Partiendo de tu cuello y usando sólo las yemas de los dedos, baja a tantas zonas como quieras. Obvio, no olvides los genitales. ¿Quieres que se vea y se sienta todavía mejor? Usa lubricante. El Pleasure Gel by Sico® que más ames.

3. Usa sus manos

– Sigue recorriendo con tus manos y llega al abdomen. Toma sus manos y con ellas baja tu ropa interior hasta que con tus piernas puedas terminar de quitártela.
– Acaricia tus muslos con sus dedos y colócalas en tus pompis. Haz una ligera presión para indicar que debe dejarlas ahí. Tus manos continuarán el recorrido por tus caderas acariciándote.

4. Usa aún más sus manos

– Al llegar al pubis sólo haz la finta de que vas a tocarte. Entonces toma una de sus manos, (la otra sigue en una de tus nalgas) y pídele que él lo haga; que te toque.
– Coloca tus dedos sobre los suyos y guía. Le encantará ver cómo te autoerotizas con su mano. Permite que masajee tanto como desee.

Ahora sí, están listos para comenzar un round perfecto. Es obvio que lo único que querrán en ese momento es ampliar esa increíble excitación. ¿Qué tal probar la acción con un Sico Pleasure®? Porque merecen seguir sintiendo con toda intensidad. La textura de éste condón es un regalazo durante cada penetración. Pruébalo.

Fuente elsyreyes.com



Captura de pantalla 2015-11-27 a las 16.18.50