¡Sigue! Que nada te detenga durante el round

Típico, están listos para una fabulosa sesión sexual pero algo sucede y de pronto los termómetros se van bajo cero. Recupera la temperatura, ¡en el acto! Éstas son la mejores estrategias para cuando en él algo se apagó.

Foto tomada de la fuente

Su ‘amigo’ yace tendido

Sabes que está excitado. Puedes olerlo. El foreplay ha sido preciso, casi salen llamas de tu piel. Pero su pene parece una orca encallada. Dale un ‘levantón’.

Sácalo de la situación de urgencia

Aunque parezca loco, si el estrés o la presión por satisfacerte comienzan a comerse sus nervios, su cuerpo se sitúa en estado de emergencia. Como cualquier mamífero, su cuerpo enviará mayor sangre hacia las extremidades. Porque es tal la presión que por defensa natural, su organismo se preparará para correr. Literal. Esa sangre no irá rumbo a sus genitales donde tanto desean que se encamine.

• No te quedes viendo su pene, mucho menos pongas cara de alerta. Quítale el foco a su pelvis o se presionará más.

• No toques a su amigo. La clásica respuesta es tomar el pene y comenzar a tirar de él, como si tus manos gritaran ‘¡Reacciona!’. No sucederá, estás aumentando la presión emocional.

• Pídele que se siente en la cama y móntate en él abrazándolo y cruza tus piernas en su cadera. Tómalo de la nuca y acerca tu cara a su cuello. Bésalo suavemente, acaricia y exhala largamente cerca de su oído. Dale seguridad, la respiración lo ayudará a bajar el ritmo.

• Invítalo a tocar y toca tantas zonas como puedan, sin pasar por sus genitales. Elimina el falocentrismo. Incluso él puede llevarte al orgasmo manual u oralmente. Sentirá que la atención ya no está en su pene. En poco tiempo la erección volverá, en especial de verte llegar al clímax.

Está desconectado

Ok, logró una erección, pero la firmeza va y viene. Están a punto y de nuevo se va. Incentívala.

Antes que nada ¿qué es firmeza?
Checa, compáralo con alimentos
Grado 1: como gelatina
Grado 2: plátano sin cáscara
Grado 3: plátano con cáscara
Grado 4 (óptima): pepino

• Toma con una mano sus testículos y con la otra presiona ligeramente en la base del tronco del pene de manera intermitente.

• Sube lentamente tu mano (utiliza un poco de Soft Lube Pleasure Plus®), hasta la corona del glande. Desliza y baja lentamente.

• Con la otra mano masajea un poco sus testículos y con el dedo medio haz una ligera presión en la unión de éstos y el perineo.

• Cuando veas que la firmeza va mejorando, aplica algunas succiones orales a su glande. A nadie le gusta darle sexo oral a un pene flácido, no lo apliques hasta que notes que está al menos en una firmeza ‘plátano sin cáscara’.

Tip estrella: Si pierde la erección de nuevo una vez que te ha penetrado, pídele que se mantenga inmóvil por unos momentos y presiona con tus músculos pélvicos como si hicieras ejercicios de Kegel.

Aún no comienzan y ya eyaculó

Su cara lo dice todo. Puedes ver su ‘macho interior’ hacerse añicos. Sucedió demasiado rápido. Es probable que esa emoción le impida recobrar la erección para reiniciar.

Aplica los pasos anteriores pero además requerirás mayor asertividad emocional. Sin burlarte, lleva el asunto hacia lo divertido. Simplemente sonríe y dile que esperas que sus manos sean más pacientes. Te encanta que explore. Para eso no necesita nada más que tocarte. Cuanta menos importancia le des, más pronto recuperará la seguridad.

Se cansó muy rápido

Ya lo ves sudando. Y se detuvo cuando tú ibas camino a la gloria. Necesita aumentar sus niveles de energía sin presión. Respeta la pausa y ofrécele un vaso con agua muy fría. No acudas a sustancias o bebidas energéticas sino a su mente para recrear fantasías. Recuéstense y acomódate estratégicamente en una postura que permita que luzcan tus pechos o tu figura desnuda. Y plantea un juego: narrarse las caricias que les gustaría sentir. Habla tanto como puedas casi contándole una historia erótica. Su cerebro comenzará a segregar sustancias que lo instarán a reanudar lo que dejó pendiente. Y le habrás dado un respiro.

• Puedes sumar: masajearlo, tomar o compartir algo delicioso en la cama, totalmente desnudos. Fomenta sus endorfinas. Aplica también si llega a casa cansado y tú mueres por un encuentro entre sábanas.

Fuente elsyreyes.com



Captura de pantalla 2015-11-27 a las 16.18.50