Clitoraid reconstruye vaginas en África

Clitoraid es una organización sin fines de lucro, que promueve el uso de cirugía reconstructiva para las víctimas de la terrible circuncisión femenina en los países en vías de desarrollo. Recientemente abrieron su primer “Hospital del Placer” en Burkina Faso, un país  africano, en donde algunos cirujanos de nivel internacional reconstruirán los clítoris de las mujeres, de forma gratuita, para permitirles experimentar orgasmos.  Nadine Gary, es su directora, una francesa amante de los OVNIS.

FGM_753669683

“Porque de eso se trata, de devolverles el placer sexual. Somos conscientes de que estamos tocando un tema que es tabú. La sexualidad femenina es algo que siempre se ha desdeñado y de lo que las mujeres se avergüenzan. Con ese sentimiento de culpabilidad, de vergüenza, han llegado al extremo de mutilar el clítoris de las mujeres. Queremos devolver a las mujeres su integridad y su belleza. Parte de su función en la vida es la sexualidad, lo cual es algo muy noble “comenta la directora, que pertenece a una secta llamada “los Raelianos”.

Raël, líder de la filosofía raeliana, visito  África en el año 2003, realizando una gira por varias zonas de África Occidental, hablando de la autoestima y la felicidad. En  sus ponencias surgió el tema de la circuncisión y preguntó: “¿Hay alguna mujer en el público que haya sido circuncidada?”. ¡Muchas mujeres se levantaron! y se dio cuenta de que era un problema importante y  nadie se ocupa de las mujeres a las que ya se ha circuncidado y que lo odian”. Raël había oído hablar de la intervención quirúrgica y dijo, “quizá podríamos construir un hospital en algún lugar de África y ofrecer a las mujeres esta cirugía”. Empezó así y 10 años después, abrieron el hospital.

Nadine se explica de esta forma: “Yo, personalmente, soy sacerdotisa del movimiento raeliano, voluntaria y directora de comunicación de Clitoraid. El movimiento raeliano trata la sexualidad sin tabúes y anima a las personas a sentir y potenciar el placer en sus vidas. Para mí, eso es un gran apoyo para Clitoraid, estar relacionado con una filosofía que no va a hacerles sentir culpables por nada, y menos por su sexualidad.” Añade que son mujeres que acuden al hospital, porque quieren recuperar su integridad. No les preguntan si somos raelianos o qué son. Sólo les interesa saber en qué consiste el procedimiento quirúrgico y someterse a él. Y asegura con mucho orgullo, que al fin y al cabo son seres humanos que están ayudando a otros seres humanos.