Zonas erógenas por explorar en tu pareja

Flavia Dos Santos es sexóloga clínica y psicóloga en el  Instituto Sessuologia Clínica Di Roma/Italia, conferencista mundial y  autora de los libros “Sexo sin misterio” y “¿Qué hago con el sexo?” y asegura que la sexualidad ya no se  focaliza en la función reproductiva y en los genitales únicamente.

Y comenta al respecto: “Todos podemos estar abiertos a explorar otras zonas pero siempre y cuando se respeten los límites de la pareja y verbalizando los gustos de cada una de ellas”, finalizó Flavia Dos Santos e indica estas zonas específicas:

sexo-01-630x378

EL LOBULO DE LA OREJA: Es una terminación nerviosa y una  de las partes más sensitivas, al entrar en contacto con los labios o los dedos de tu pareja, por lo que se debe explorar con mucha delicadeza y estar muy pendiente de los sonidos de la respiración de la mujer, para actuar en consonancia. Igualmente las conversaciones con énfasis sensual se deben explorar y estimular por esta zona.

EL CEREBRO: Es el que se encarga de generar la excitación sexual y por lo tanto es la mayor zona erógena del cuerpo. Además de esto controla el orgasmo. Es estimulado con conversaciones muy inteligentes y temas agradables para tu pareja o compañero del momento. Cada vez son más usuales las estimulaciones sexuales a través de una conversación telefónica o un chat. Los científicos no han podido explicar todas las formas en las que una persona puede ser excitada mediante su mente.

LOS PIES: La unión entre los dedos, tanto los de la palma de la mano, como los de los pies, pueden ser acariciados y explorados por los labios y los dedos de la pareja, pues se encuentran allí muchas terminaciones nerviosas que estimulan la libido. Para estimular la parte de los pies puedes utilizar algún aceite especial, que reducirá las tensiones, ansiedades y dolores y logras una buena preparación para los movimientos siguientes.

LA COLUMNA: está llena de múltiples terminaciones nerviosas conectadas con los órganos sexuales, y por eso un sensual masaje o recorrido atrevido y sutil puede lograr un “calentamiento” perfecto.

EL CUERO CABELLUDO: tanto para los hombres como para las mujeres, los masajes en esa zona suelen ser muy excitantes y es posible hallar un universo de sensaciones.  Adicionalmente el cabello largo en la mujer siempre ha sido un elemento sensual y excitante para el hombre.

“A las mujeres se les olvida explorar mucho más los testículos, los muslos de la entrepierna, el cuello y el periné masculino, está ultima es una zona muy sensible que responde bien a esa estimulación. Mientras que a las hombres  se les olvida estimular la espalda, el lóbulo de las orejas, el cerebro y sobre todo besar el rostro de la mujer”, puntualiza Flavia.

Es primordial utilizar la imaginación, una  música adecuada y sensual, vino,  velas, cremas, plumas, y en fin, una infinidad de elementos que sirven a la hora de realizar un pre.