Algunos tips para la masturbación femenina

Aprender a masturbarse satisfactoriamente y con éxito, para experimentar un gran orgasmo como mujer adulta puede suceder muy rápido o tomar un tiempo. Hay unos elementos que debes usar para crear un deseo sexual que finalmente te llevara al orgasmo: la respiración, el vaivén pélvico, la penetración vaginal y el uso del musculo pubococcigeo. Debes tener a mano un vibrador de pilas y a ser posible uno eléctrico; pues pueden ayudarte a variar el tema y no utilizar solamente tus dedos.

Cómo-se-masturban-las-mujeres

Lo primero y más importante es la respiración. Mientras la mujer se masturba debe exhalar con fuerza. Su quijada debe estar totalmente relajada, lo que permite que su boca este ligeramente abierta, debes inhalar suavemente por la nariz y exhalar por la boca. Debes practicar esta respiración relajada varias veces y de vez en cuando soltar un suspiro profundo. Muchas de las mujeres están tan condicionadas a permanecer en silencio durante el sexo, que ni siquiera pueden suspirar fuertemente.

Luego le sigue el movimiento de la pelvis. Comienzas con un suave movimiento de las caderas, que puede volverse permanente durante la mayor parte del tiempo de la masturbación. Mueve las caderas en círculos, para liberarlas del eje de la pelvis y después debe estirarse tanto como pueda y mover su cadera hacia arriba y hacia abajo. Se trata de mover la cadera como Elvis Presley o hacer el movimiento de coito, que a todas les han dicho que no es propio de una dama. Justo antes de tener el orgasmo, tu cuerpo por naturaleza, tendrá un movimiento de vaivén mucho más urgente.

Si estas en casa debes escuchar tu música sensual preferida y considerar tu masturbación como una danza erótica, usando los movimientos que más te gusten para relajarte y sentirte sensual. Puedes utilizar tu imaginación y hacerlo mirándote a un espejo, por ejemplo. Algunas mujeres sufren de tensión vaginal crónica, pues experimentan dolor en vez de placer; a causa de una penetración torpe por parte de un amante ignorante y tosco.

Es el momento de utilizar tus dedos o el vibrador de pilas, o ambos, alternándolos según tu gusto y ritmo. En un principio puede parecer incomodo o complicado, pero es como aprender un nuevo paso de baile: al principio te sientes un poco torpe y después de algunas repeticiones, el cuerpo tomara el control y los movimientos se tornaran sugerentes y de alguna manera automáticos. Lo más importante es respirar, mecerte y tensar el musculo pubococcigeo, hasta que logras una forma y un estilo individual.