Las intervenciones genitales femeninas mas populares

Según el Centro de Cirugía Estética (Chile), las intervenciones reparadoras, estéticas y de rejuvenecimiento de los órganos genitales femeninos empiezan a ser demandadas por mujeres de todas las edades. ¿Por qué? Porque han tenido una lesión deportiva, quieren mejorar su aspecto después de varios partos o pretenden eliminar el exceso de grasa del pubis.

adri01

“Ya sea por necesidad o por capricho, están dispuestas a estas cirugías. El porcentaje no es exacto, pero va en aumento, dada la necesidad de las que padecen estas alteraciones”, dice Viviana Spröhnle, cirujano plástico de CCE. En general las consultas se realizan desde los 14 a 15 años en adelante para labioplastía, y desde la segunda década por las secuelas del parto.

Vaginoplastía: En esta intervención se realiza un estrechamiento vaginal, buscando estrechar este tejido que ha perdido elasticidad después del parto o con el paso de los años. Sin embargo Claudia Zajer, ginecóloga de la Red de Salud UC, advierte que hay muchas pacientes que tienen una vagina de tamaño normal, y que lo único que necesitan es kinesioterapia específica para el piso pelviano para mejorar el tono muscular.

Relleno del punto G: En este procedimiento se realiza una inyección de algún producto, como ácido hialurónico, en el punto G, para aumentar la sensación de placer durante el acto sexual, expone Viviana Spröhnle.

Reparación del himen: Consiste en unir la membrana que cubre la entrada de la vagina y que se rompe con la primera relación sexual.

Vulvoplastia o Pexia vulvar: Es un levantamiento de esta zona que se presenta laxa con los cambios de peso y los embarazos. Se realiza a través de una incisión similar a la cesárea, o como un procedimiento complementario a una abdominoplastía.

Labioplastia: Se realiza cuando hay un desarrollo exagerado de los labios menores en comparación a los mayores, y causa incomodidad con la ropa interior, el ejercicio y relaciones íntimas.

En la medida en que se conozca mejor el tema, se accederá más a este tipo de intervenciones, que mejoran la calidad y sensación de las relaciones íntimas y, por ende, se transforman en una buena alternativa para aumentar la confianza en una misma. Aunque debes tener presente que se debe reevaluar si necesitas cirugía. “Quizás de diez consultas sólo cinco necesitan cirugía”, dice la experta de Salud UC.