Tragar el semen no es nocivo para tu salud

Las fantasías sexuales de hombres y mujeres están asociadas al semen. A este líquido se le atribuye un efecto estimulante más allá de sus propiedades para fecundar. Sin embargo, en muchos persiste la duda sobre posibles efectos nocivos tras su consumo, bien sea por vía oral, genital o anal.

c6ca37348cae7e3c7d066f5b108eeb67

“Está científicamente comprobado que es una proteína, sin agentes que pudieran causar algún tipo de lesión o infección”, destaca Leonardo Bustamante Pérez, médico cirujano especializado en Coloproctología.

De esta manera, se descarta la posibilidad de que el ingreso del semen al cuerpo humano cause algún tipo de patología o lesión. Por vía oral, el aparato digestivo se encarga de eliminar cualquier espermatozoide a través de los ácidos estomacales. Por vía vaginal o anal, no tiene importancia la cantidad y frecuencia con la que se vierte. Lo que sí debe considerarse es el estado serológico de quien eyacula, pues el semen es transmisor de enfermedades sexuales, particularmente del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

El color característico del semen es blancuzco, o blanco lechoso. Si el líquido eyaculado presenta un color anaranjado o rojizo, es posible que contenga sangre. A esto último se le conoce como hematospermia, y puede indicar un trastorno urológico. El olor y el sabor del semen varían en cada individuo, dependiendo de múltiples factores. Algunos le atribuyen un olor parecido al del cloro.  La especialista y conductora de televisión, Alessandra Rampolla, ofrece los siguientes tips:

-Los alimentos y sustancias que empeoran su sabor son las carnes, café, alcohol, drogas, tabaco, productos lácteos y brócoli.

-Los alimentos y sustancias que mejoran su sabor y olor son el melón, kiwi, piña, fresas y canela.

Rampolla recomienda, por ejemplo, que el eyaculador consuma una ensalada de frutas frescas, endulzada con azúcar y con una pizca de canela. En las tiendas de juguetes sexuales venden líquidos artificiales que disimulan el sabor natural del semen. Vienen en diferentes presentaciones, para todos los gustos. La atracción por el semen depende fundamentalmente de componentes subjetivos y emocionales. Para unas personas es desagradable y  para otras excitante.