Te atreverias a hacer sexo con orine o excrementos? 

Hay quienes gustan de orinar sobre la pareja -lluvia dorada- durante el coito, obteniendo así el placer sexual. Lo confesó Ricky Martin al magacín Blender, en una amplia entrevista. A esta parafilia se le conoce como urolagnia, y se subdivide asi:

01_03

Undinismo: Quien asume el rol pasivo dentro de la relación de pareja recibe la orina directamente de la otra persona. Esta acción se limita a derramar la orina sobre el rostro o cuerpo.

Urofagia: Quien asume el rol pasivo dentro de la relación de pareja se bebe la orina de la otra persona.

Se considera una práctica extrema y tiene su aceptación en parte del colectivo BDSM, una subcultura en la cual la práctica del sadismo, masoquismo y sumisión es común. Hay incluso quienes pagan a prostitutos (as) por tal servicio, bien sea para dar o recibir. Existen clasificados tanto en prensa escrita como Internet. A menudo, la gente con urolagnia gusta también de orinar en público, orinarse encima u observar cómo orinan otros o ser orinados (as) por otras personas.

El origen y nombre de esta práctica sexual parte de la mitología griega, cuando Zeus se transformó en “lluvia dorada” para seducir a Dánae -quien estaba encerrada en una jaula inaccesible- y dejarla embarazada. Fruto del acto sexual nació Perseo.

Dado que la orina es principalmente agua, beberla en pequeñas cantidades es probablemente inofensivo, a menos que quien la excreta haya estado expuesto a medicamentos o toxinas ambientales que su cuerpo desee eliminar.

A otros les gusta una lluvia de otro color: a los coprofágicos. Éstos suelen incluir en sus actos sexuales el consumo de heces humanas como forma de excitación, algo que conlleva riesgos de enfermedades como la hepatitis A y B o laneumoníaUna variante, en tal sentido, es relacionar el sexo anal con el acto de defecar, empleando para ello la misma vía. Se corren riesgos similares al practicar el “beso negro” (sexo oral en el ano) o introducir en la boca objetos que hayan estado en el ano.

A los que sienten impulso o inclinación sexual por las mujeres durante su período se les llama menstruófilos”. 

Tanta es la fascinación de algunos por este flujo que llegan a sentir atracción por las toallas sanitarias, sangre y sábanas manchadas. Otros recrean el líquido rojo con pintura o salsa de tomate, en medio de una escena íntima.

Esta inclinación es considerada como una enfermedad o trastorno de la conducta sexual, pues la excitación y el orgasmo son dependientes de que la mujer esté pasando por ese proceso.