Como te beneficia masturbarte

Como un excitante: El orgasmo aumenta la secreción de noradrenalina, ella es un estimulante que acelera las sinapsis aumenta la frecuencia cardíaca y acelera  los impulsos de alerta ante peligros, en los que el cuerpo tiene que reaccionar con gran energía y potencia.

Masturbación-728x437

Para ayudar al sueño: Durante el orgasmo, y la excitación que le precede, son segregadas la serotonina y, en los hombres, la prolactina. Y ambas intervienen en la regulación del sueño y la relajación. Los “altos” de prolactina provocan en los hombres una inhibición temporal de la producción de hormonas sexuales como la testosterona, causante del estrés del deseo sexual, la agresividad y la competitividad. Potenciada por la serotonina, una hormona reguladora del sueño, la prolactina  produce somnolencia pos orgásmica y facilita el quedarnos dormidos.

Como un estupendo analgésico: Luego de masturbarnos sentimos una intensa sensación de recompensa y bienestar físico, incluso de felicidad. Es mayormente causada por la oxitocina, pero su mayor protagonista es la dopamina, un potente neurotransmisor que  suministra los sentimientos de gozo y refuerzo para motivar a una persona de forma proactiva, a fin de que realice ciertas actividades.

Para aumentar la concentración: La oxitocina genera en las mujeres más creatividad intelectual y más capacidad comunicativa, mientras que en el hombre la noradrenalina dispara la vitalidad, si bien no debe relacionarse la misma con el deseo sexual, que queda inhibido por la prolactina. Esta energía desprovista de libido nos permitirá centrarnos en actividades intelectuales sin interferencias. Por otro lado la serotonina contribuye a relajarnos y por tanto facilita la concentración.

Ayuda a la lucidez en la tercera edad: La Universidad de Rostock, en Alemania,  realizo una investigación en un universo  de personas de ambos sexos, septuagenarios y octogenarios, que se encargó de analizar la relación entre su actividad sexual y el mantenimiento de sus funciones cognitivas. Y constataron que cuanto mayor era su actividad sexual, mejor conservaban tanto sus aptitudes reflejas como su  intelecto.

Mejora el sistema inmunológico: Varios estudios de  universidades alemanas, aseguran que los hombres que se masturbaban presentaban, luego del orgasmo, elevados niveles de citosinas en el plasma sanguíneo. Las citosinas son unas proteínas que producen los linfocitos,  que a su vez son células defensivas, relacionadas con la actividad inmunológica corporal frente a las infecciones.