Y ahora el Slow Sex

Se ha puesto  muy de moda un término que trata de explicar que para disfrutar de tus relaciones sexuales, debes que tomártelo con calma. El término en cuestión es slow sex, y es una tendencia de la que hay que aprender: el slow sex hace referencia a practicar sexo despacio, disfrutando cada instante sin buscar la eyaculación o el orgasmo de inmediato. Para esto, son muy importantes los  preliminares que ayudan a controlar la excitación y a no terminar antes de lo deseado.

descarga

Un estudio de 2012 reflejaba que la media de los españoles en la cama era de 15 minutos. En otros países del mundo, la media es mucho mayor. Es el caso de Brasil: 27 minutos, o Hong Kong: 29 minutos. Es importante dejar de centrarnos  en la penetración y dar más importancia a todo lo demás. Lo más importante es retrasar la eyaculación y así disfrutar más en la cama. Estos son algunos de los tips recomendables para el Slow Sex:

  1. Explorar vuestros cuerpos: habla con tu pareja y proponle una noche distinta. Una noche donde esté prohibida la penetración y el placer venga de otro modo. Jugar con vuestro aliento sobre la piel del otro, con las caricias, los mordisquitos o explorar esas zonas de su cuerpo que nunca tocas.
  2. No usar las manos: No hay mejor idea que prohibir el uso de las manos. Deberán usar la imaginación y tardaran más en llegar al orgasmo.
  3. Detenerse y hablar: Cuando estén en mitad de la relación sexual, deténganse. Así conseguiréis retrasar el orgasmo y algo mucho mejor: mayor confianza. El hecho de poder parar en mitad de la faena para hablar con el otro, desnudos, mirándose a los ojos, los hará alcanzar un nuevo nivel de confianza.
  4. Juguetes sexuales: Existe una amplia selección para disfrutad de un coito duradero. Es importante recordar que un vibrador en otras partes del cuerpo puede ser muy excitante.
  5. Sube el nivel de erotismo: Trata de realizar tus fantasías: ropa íntima sexy que no dejarás tocara tu chico, un striptease, unas esposas para atarlo a la cama
  6. Juega con los sentidos: agregar nuevos elementos en tus relaciones que tengan que ver con los sentidos. Hielos, aceites aromáticos o alimentos afrodisiacos.
  7. Felación y cunnilingus: no deben abusar de estas prácticas si quieren durar mucho tiempo. Es ideal explorar las zonas alrededor: Ingles, testículos, musculo coccígeo, perineo…
  8. Vendas para dos: si se vendan los dos puede ser muy divertido y sensual, pues jugaran con las manos y labios y esto los obligará a ir más lento.
  9. Prueba nuevas cosas: esto puede retrasar la eyaculación porque al hacer algo que no has hecho nunca, es normal es que lo hagas despacio y con más cuidado. Masajes en los pies, en el ano o incluso un annilingus o beso negro, pueden ser una buena forma de conseguir placer diferente y lento.