¿Qué sabes de la Vaginitis?

Casi todas las mujeres en algún u otro momento de su vida, han experimentado las exasperantes molestias de este mal llamado Vaginitis. Esta puede ser causada por una gran variedad de hongos, bacterias u otros gérmenes; generalmente la mayor parte de estas infecciones se producen por  3 agentes bien definidos:

vaginitis-600x350

Las Monilias, cuyo nombre científico es Cándida albicans.

Las Tricomonas o Trichomonas vaginalis y

Los Hemofilos o Hemophilus vaginalis.

La más común es la Monilia, este micro organismo es un tipo de hongo levadura que se aloja en la vagina y cuyos síntomas son: flujos de una consistencia cuajada, una fuerte irritación, enrojecimiento de los tejidos adyacentes y un gran ardor al orinar. Es un tipo de hongo muy común y al menos el 40 % de las mujeres lo tienen. Suele permanecer sin síntomas evidentes y “despertarse” luego de unas relaciones íntimas donde no estuvo bien el aseo. Los antibióticos son muy peligrosos, como la tetraciclina o ampicilina, pues aumentan la susceptibilidad a contraer el hongo, pues destruyen el cultivo bacterial que normalmente protege la vagina.

Se ha captado aumento de Monilias en el caso de mujeres que toman anticonceptivos, en casos de mujeres diabéticas o que consumen azúcar en exceso. Puede ser diagnosticada con un simple reconocimiento, aunque muchos especialistas prefieren tomar una muestra y analizarla al microscopio. El tratamiento es casi siempre a base de cremas y supositorios vaginales. También es posible administrar un tratamiento por vía oral, para controlar la producción del hongo. La ingesta de yogurt es recomendada para la prevención, mas no para la cura.  Durante el tiempo que la mujer está afectada por estos gérmenes el esposo o pareja de usar anticonceptivos o protectores, tipo preservativo o condón.

Las Tricomonas se caracterizan por una descarga acuosa de color verdoso o amarillento, que produce mal olor. Esta secreción causa picazón o escozor y una irritación muy fuerte en el área vaginal. Para combatirlas existen medicamentos específicos, que se suministran por vía oral. Debe ser administrado bajo estricta supervisión médica, pues tiene contraindicaciones en los casos de embarazo y otras enfermedades crónicas. Son altamente transmisibles a través de las relaciones sexuales y se estima que la gran mayoría de las parejas de las mujeres infectadas, también contraen la infección, que en ellos se radica en el tracto urinario. Cuando se está aplicando el tratamiento, ambos deben acudir al facultativo, pues si no, una vez que la mujer se haya curado, el hombre volverá a inocularle el agente causante de la infección.